jueves, 14 de marzo de 2013

Gracias a mi familia, a mis amigos y a mi equipo. Sin vosotros, hoy no estaría aqui

Tenemos Papa nuevo, a mi me dan un cuqui-premio, esta es una clara semana ¡de celebraciones!

Pues sí, estoy llena de orgullo y satisfacción porque este es el primer reconocimiento desde que me registré en Blogger allá por marzo de 2007. Mi compi futbolera Ire tiene un chulísimo blog de Fofuchas y se está convirtiendo en la reina del mambo en el mundo Fofudolly, recibiendo encargos por doquier para regalar muñeras personalizadas a quien se tercie. Y esta semana ya me avisó, ¡te voy a nominar a unos premios! Y yo... ¡pues que me hace mucha ilusión! ¿por dónde pasa la alfombra roja?
Así que me pasó la info. Resulta que las nominaciones a Best Blog, Premio Dardos y Liebster Awards son una ancestral cadena de agradecimientos entre bloggers (todo lo ancestral que puede ser el 2.0) de los que no se conoce muy bien el origen y tampoco por qué se entregan de tres en tres. He visto por ahí algún blog sólo con uno de ellos pero ya que a mi me han llegado en pack, creo justo dispersarlos entre mis cinco favoritos/nominados/incondicionales todos a la vez y dar un poco de claridad a estas misteriosas insignias:

Best Blog
Como su propio nombre indica, si te nominan a este premio es que hay alguien en la red que considera tu blog como ¡el mejor! que no es asunto baladí (o al menos uno de los mejores) y claro, los criterios son del blogger: únicos, personales e intransferibles y basados en pautas de cercanía, amistad, calidad de los contenidos, empatía...

Premio Dardos
El origen del premio Dardos permanece en la oscuridad, sin embargo se han rastreado las primeras menciones tanto en Portugal como en Brasil. El premio es otorgado en reconocimiento a valores personales, culturales, éticos y literarios que son transmitidos a través de una forma creativa y original mediante la escritura. La insignia fue creada con el afán de promover la hermandad entre bloggers, mostrar cariño y gratitud para añadir valor a la blogosfera.

Liebster Award
Se da a los blogs con menos de 200 seguidores y se dice que se lo inventó un alemán en 2010.
En definitiva, los tres premios se caracterizan por:
1. Ser una cadena de agradecimientos.
2. No consisten en ningún premio, puesto que no hay ningún jurado.
3. Ningún Blogger es “el elegido” y sin embargo todos lo son.
4. Es una forma original y “cariñosa” de que los nuevos blogs o blogs con menos de 200 seguidores sean visitados y conocidos por miembros de la comunidad, puesto que ahora me toca nominar a mi a mis 5 blogs favoritos -y luego les tocará a ellos ser embajadores de este legado-.

Silvia Movellán
Así que allá van mis nominaciones:
Jorge de Not Penny's Blog: porque me ha prometido que si le nomino me llevará a alguna de sus fiestas de cine y series (guiño guiño) y también porque es un compi de curro genial, gracias al que descubrí Homeland, entre otras.

Leti de Con C de Leticia porque es mi amiga y tiene un blog de publicidad y curiosidades muy interesante y fardón.

Meri de Es Hora de Renovarse o Morir porque ella es una verdadera novata de la blogosfera pero una pedazo de amiga en el mundo offline que sigue y sigue intentando aprender del 2.0 y desde luego, la perseverancia es lo que cuenta.

Provincianas porque no se quién se sienta detrás de la pantalla para actualizar día tras día el blog pero si sé lo divertidas que son sus entradas, curiosas, entrañables, que estuvo en la OJE y que pasa las vacaciones... en la provincia! Y es que nadie dijo que fuese fácil esto del éxodo rural.

Y por último Las Demencias de la Agencia porque aunque no son tan desconocidos (¡han salido hasta en la Cuore!) creo que la gran Crespo está detrás y está claro que no hay mejor manera de honrar a tu trabajo que tomándotelo con humor... y es que en este sector estamos todos locos, pero los gifts son taaaaan oportunos y cachondos... que me encantan.

Ala ¡feliz jueves a todos!

miércoles, 13 de marzo de 2013

La importancia de un buen naming en la vida cotidiana

Cuando tuve mi primera (y única) bici en Londres le bauticé como Viento. Era azul y los frenos funcionaban con retardo así que me pareció un nombre muy apropiado para aquella compañera. Dicen que las personas le ponemos nombres a las cosas cuando les tenemos cariño, a nuestros pequeños proyectos vitales, a los grupos de Whatsapp, a nuestros queridos equipos de fútbol...

Yo juego en un equipo femenino de fútbol siete, en la liga de Fulanita de Tal, en Madrid Río. Empecé hace tres años gracias a mi amiga Vero y entonces ya alucinaba con los nombres de cada equipo. El nuestro es Pintan Copas F.C. y los demás... para muestra un botón.

futbol femenino

Y si le ponemos nombres a las cosas que amamos, también se lo ponemos a las empresas que creamos. La identidad corporativa de una compañía es mucho más que su nombre, vale, pero también hay ocasiones en las que el nombre es más que determinante para el negocio. El nombre es el elemento de mayor duración de una marca y suele ser una de las decisiones de marketing más importantes, de ahí que tomar una decisión a la ligera, sin pensar en la competencia, en la internacionalización o en las posibles rimas (si, incluso ésto) pueda ser catastrófico.

Y como vivimos en un mundo globalizado también hay que pensar en los diferentes significados de la marca en otras partes del globo: todos recordamos el Mitsubishi Pajero, aquí conocido como Montero. Y es que el mundo automovilístico es un filón: Nissan Mono, Mazda Laputa, Renault Klia (que al final fue Clio porque en sueco lo primero significa formicar), el Alfa Romeo 144 (que finalmente fue 145 porque el otro es el prefijo que se usa al llamar a las lineas calientes en Italia), el Fiat Strada de USA (que no pudieron llamarlo Fiat Ritmo porque rhythm se utiliza de forma vulgar para hablar de la menstruación de la mujer) o el Seat Málaga (que en Grecia fue Seat Gredos porque Málaga alli es μαλάκα (malaka), que significa "pajero"). Y cuando uno va aprendiendo idiomas descubre nuevos significados y nos preguntaremos por qué un fabricante de ruedas le puso piedra-del-puente a su marca (Bridgestone), por qué aquella pizzeria que presumía de "herpes" o recordaremos el reciente epic fail lingüístico de que en sueco (el idioma de IKEA) tarta sea kaka.


Así, el nombre de tu empresa puede pasar del qué pasa al qué lavas plagiando al famoso Whatsapp, puede significar "mierda" en inglés o puede ser un restaurante llamado "Cuatro estaciones" que permanece cerrado hasta la primavera. 

Y hablando de lo importante que es el proceso de creación del nombre de una compañía, el naming y las marcas ¿no hay un método que cualquiera pueda utilizar para no caer en estas curiosas aberraciones?  Pues algo hay. Ponerle nombre a una marca es un proceso de creación de identidad para que diferenciarla del resto, sabemos que cada palabra estimula un grupo neuronal específico y también conocemos un método divertidísimo para "ponernos a pensar", como fase inicial, en el nuevo nombre de la criatura. Se llama Método Roberta y, como cuenta Sora en Haz el blog y no la guerra, se basa en la siguiente situación: 

La vi desde el otro lado de la calle, a través del cristal de la cafetería. Su suave piel blanca iluminaba el día. Tenía un sedoso cabello dorado recogido en una cola que caía suavemente hasta su esbelta cintura. Entré en la cafetería, escuché su dulce voz, me acerqué y pude descubrir por fin su nombre, dibujado con letras ribeteadas en cursiva: ROBERTA.
¿¡Ro-ber-ta!?

¿Acaso esperabas a Dulcinea? Hay familias que no se toman el naming a la ligera y pasan a experimentar con sus retoños. Puedes llamarle Email o Wiston Churchill a tu pequeño o marcarte un remix de superhéroes mezclando Batman, Mister Bin y Superman en una misma persona. ¿Quién NO va a contratar a este señor singapurense? 

Pero ahora, el que más me gusta a mi, el naming de los pueblos de nuestra España profunda, la del turismo al volante por lugares recónditos y entonces si, quizás un día conduciendo por Jaén llegues a Guarromán. O puedas circular a cincuenta por Aveinte.








martes, 12 de marzo de 2013

Cómo hemos cambiado...

Cualquiera que lea mi blog desde sus inicios alucinará con lo que voy a contar. Tranqui, yo también alucino, pero hasta nuestros ancestros demuestran eso de que con cada edad van llegando cosas nuevas, y que está en nosotros adaptarnos y disfrutarlas o revelarnos y no aceptar nuestro cuerpo y nuestras limitaciones. Como diría Goyo Jiménez, no lo digo, lo hago (y lo escribo):

No aceptar limitaciones: tienes una despedida de soltera y quieres salir a darlo todo los tres días... pero no puedes porque tus resacas ahora son LEGENDARIAS. ¿Cómo sobreviviste a esa universidad de 24horas en Salamanca? Porque tenías 20 años. Y eso es asín.

Aceptar limitaciones: antes llegaba la operación pivón y con estar una semana sin cenar pizza ni comer entre horas tu cuerpo se ponía a tono. Ahora no lo entiendes, pero te requiere el doble de esfuerzo bajar esos kilillos de más, es como si te hubieran cogido cariño con los años ¡y no quisieran soltarse!

La historia es que ahora que soy la flamante dueña de una bici y me estoy iniciando en el mundo runner veo la vida de otro color. Pues si, porque lo primero ha sido por obligación y lo segundo por devoción. La obligación moral, claro, por que a Víctor le encanta practicar todo tipo de deporte y en este entretiempo, tras los esquies y las raquetas, llegan los patines, el padel y la bici para, en unos meses, dar pie a las palas de playa y las tablas de body board (¡por favor que llegue ya!).

Pero eso no es lo mejor, en abril voy a correr mi primera carrera (al menos intentarlo), ya basta eso de ir de público y pensar: joer esa señorina con esas lorzas flotantes y se termina la de 10 kilómetros, o lo de mira ese señorin con sus sesentaimuchos dándolo todo. Pues bien, este año participaré con mi amiga Anita y miles de personas más en la XIII Media Maratón de Madrid (en su versión de 5 km) y parafraseando a los de Splash: "¡esto es un reto gordísimo para mi!" y voy a tirarme a la piscina.

No, no me mires así, vamos cumpliendo años y hay que cuidarse más. Ahora los cumpleaños empiezan a las dos de la tarde y no a las dos de la mañana. Hay amigas que van teniendo NIÑOS, y hay que adaptar horarios y locales para quedar. Y hay que ponerse crema chicas. Y hay que cenar ligerito y dormir 8 horas. 

A cambio, segun Jennifer Aniston, alrededor de los 30 la mujer alcanza la plenitud y da con su peinado perfecto. Y, tal y como preveíamos en los propósitos genuinos para 2013, muchas de tus salidas entre semana se relacionan más con el networking que con los amigos de toda la vida.

lunes, 11 de marzo de 2013

Soundtrack de lunes

Aquí la canción en español -por Russian Red- de una de mis películas favoritas de Disney y Pixar: Brave.


sábado, 9 de marzo de 2013

Y tú? Hablas en branding?

La gestión de la percepción de marca es probablemente uno de los trabajos más bonitos que pueden realizarse en el sector del marketing y la comunicación. Según la fuente y/o el gurú tenemos diferentes propuestas pero ¿qué es el branding? Según alguno (verBranding es todo aquello que uno hace para conectar la estrategia de negocio con la experiencia del consumidor y convertirlo en preferencia y lealtad.

branding
Y analizando la verborrea del sector -muy en línea del fantástico vídeo sobre el homo erectus que no controla la jerga del marketing y que se siente fuera de lugar (lo puedes ver aquí debajo)- me encontré con la gran cantidad de términos que se usan en Branding para definir con precisión los conceptos con los que trabajamos en el día a día. Una jerga mucho más desarrollada en inglés que en español (como casi todo lo que tiene que ver con el marketing / la mercadotecnia).


Son muchos, y variados, y algunos tan similares a otros que conducen fácilmente a la confusión. Y otros, tan ilimitadamente enrevesados que dificultan la comprensión y pretenden añadir valor donde sólo suman palabras sinónimas.
Y entonces una marca no es sólo una marca, sino un catalizador de afectos, es decir, la suma de todas y cada una de las sensaciones, percepciones y experiencias que una persona tiene como resultado del contacto con una organización, sus productos y servicios.
Para conocer en detalle el concepto de arquitectura de marca, los de Branzai han publicado un artículo interesantísimo sobre los diferentes modelos: Branded House, Hybrid y House of Brands. La arquitectura de marca es la herramienta que permite a las compañías establecer y organizar los objetivos, territorios y entornos competitivos de cada una de sus marcas.
  • Branded House: La marca se relaciona de la misma forma con todos los grupos de interés, creando una imagen de marca fuerte y amplia.
  • Hybrid (o mixta): Modelo que emplea dos o varias marcas para crear una arquitectura enfocada según las necesidades del mercado y las realidades de sus productos, siendo una de ellas la marca corporativa, o la marca principal.
  • House of Brands: modelo donde se crean identidades independientes para cada inquietud de la compañía. Tiene como objetivo la creación de una marca concreta para cada necesidad del mercado.
Las arquitecturas deben facilitar la consecución de los objetivos estratégicos de la compañía.
Pero volvemos a la jerga, ¿por qué tanto anglicismo? Tenemos un idioma rico, con historia, una cultura muy potente... pero preferimos, en lo tocante a trabajar con marcas, usar tecnicismos en este mundo globalizado, ¿no nos queda otro remedio? ¿Y qué harán los de la RAE? ¿Adaptarse o morir? Recordemos que eso ya le pasó al "bluyín" palabro que aun no me entra en la cabeza que sea oficialmente español (recordemos, pantalón vaquero es blue jeans en inglés), o al "cederrón" que es el CD-ROM de toda la vida pero españolizado e incluido en la RAE. Yo, como creo que no, que hay palabras que serán en inglés per se, prefiero asumirlo y pensar que estas si, son las palabras básicas para "hablar en Branding".

branding, branding concepts



martes, 5 de marzo de 2013

Make Health Last

Hace unas semanas vi un video en el blog de Javier Varela, The Orange Market, relativo a una campaña de una fundación sobre el corazón, Heart and Stroke Foundation of Canada. Terriblemente cercano, doloroso y real como la vida misma.

En las últimas veces que he hecho la compra escuché en la cola eso de "Operación Pivón" o el "Plan Semana Santa" y entre las amigas ya estamos con el "Programa Boda", para todas aquellas que tengamos un evento antes de que llegue el verano no sólo no tendremos tiempo de ponernos a tono, además tampoco podremos tomar el sol (y los rayos me dan miedo).

Y hoy, ante ti, tienes a la flamante dueña de una nueva bici que el finde pasado me gané a pulso -o eso creo yo- y que Víctor me regaló para animarme a ser deportista y que no vuelva a repetirle eso de "no me gusta el spinning porque pedaleas para ir a ninguna parte".

Y tras los momentos dieta y mi reciente afán por el deporte urbano -el anillo ciclista es muy de ciudad- volví al vídeo. O ya no se si fue el vídeo el que me inspiró para empezar a cuidarme (poco a poco, la alimentación es mi asunto pendiente) pero es la recomendación que te traigo para empezar marzo queriéndonos más.


La campaña deja claro que la salud define cómo vamos a vivir los últimos años de nuestra vida y que, en gran parte, depende de cada uno de nosotros: 

Canadians are spending their last 10 years in sickness. 
Change your future by making healthier choices today.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.