lunes, 25 de febrero de 2013

Raquetas en Navacerrada

No hace falta ser amante del deporte extremo para probar algo diferente de vez en cuando y, aun pecando de dominguera, un sábado cualquiera puedes madrugar, salir de la capital y seguir el atasco hasta el puerto. ¿Qué si suele haber atasco? Depende, en fin de semana hay hora punta también, somos animales de costumbres y si quieres aparcar tranquilamente (si, también hay problemas de aparcamiento en medio del monte) tendrás que salir de Madrid antes de las 8.00 am. ¿Tengo que llevar equipo? En este mundo globalizado, hiperconectado y multideportivo, cuanto más te acercas a los 30, más cachivaches tendrás acumulados: la nieve, las olas, el balón, los patines, las raquetas... es imposible, a no ser que seas un poco friki, tener equipo de todos los deportes que uno puede practicar a lo largo del año. 

La experiencia en sí bien podría servir para ilustrar la web de una de esas consultoras de estrategia: el reto, el trabajo en equipo, la visualización de la cima al final del camino. Si tuviera más experiencia con las raquetas seguro que podría hacerte un simil entre la transformación de la empresa y una mañana de deporte en la nieve.

Cuando llegas a la estación puedes alquilarte unas raquetitas y unos bastones por unos 10 euros, la calidad es decente y con que vayas abrigadito y con ropa de cambio por eso de la mojadura, es más que suficiente. ¡No tengo coche! Ni yo, no pasa nada, el cercanías llega hasta allí mismito y algunos días de sol, es la mejor solución, eso si, literalmente, ¡se peta! También hay autobuses que llegan hasta arriba, van con rutas y monitores que te guian durante ciertas horas para personas con nivel básico.

raquetas en bola del mundo

La ruta es a elección, pero si vas con alguien que se conozca el terreno casi mejor, por eso de que por la tarde sube la niebla y te puedes perder. Ubicarse en la niebla es complicado, sobre todo cuando todo lo que abarca tu vista es blanco: nieve y niebla. Lo practica gente de senderismo, montañismo, alpinismo, pero hay personas que lo prueban de forma puntual y están encantadas (¡como yo!).

raquetas en navacerrada

La idea, además de la lógica del hundimiento en la nieve, viene inspirada por la liebre americana, ese "conejito" de grandes patas que cambia de marrón a blanco dependiendo de si es invierno o verano. 

raquetas en navacerradaLas raquetas de nieve tradicionales tienen un marco de madera dura con cordones de piel. Las modernas, mayoritariamente, están hechas de metal ligero o son de una única pieza de plástico acoplada al pie para distribuir el peso.

Además, suelen disponer de algunos elementos que mejoran el diseño original, introduciendo mejoras técnicas para facilitar la movilidad según la dirección de la marcha (si es subida o bajada) como son:
  • Unión del pie a la raqueta por la puntera mediante un eje pivotante. Lo que permite levantar el talón y flexionar la rodilla sin levantar la totalidad del peso de la raqueta.
  • Pequeños crampones o cuchillas en la suela para poder caminar sobre nieve dura o hielo.
  • Alza para el talón, que hace mas descansados los ascensos al modificar la inclinación del pie.
  • Gancho delantero, que mejora el agarre en los descensos.
bola del mundo

Subirte a la raqueta en si no tiene riesgo alguno. Lo más arriesgado es la personalidad de cada uno, lo amante del peligro que seas y el miedo que le tengas a romperte algo.

sol y nieve

raquetas en navacerrada

raquetas en navacerrada





jueves, 21 de febrero de 2013

Riviera Maya: uno de los viajes de mi vida

skyingriviera mayaCorría el verano de 2010. La tercera semana de agosto. 

Yo me cabreaba por momentos por que mi novio no sabía hasta el último momento cuando iba a tener vacaciones. 

Pero el caso es que me moría por hacer un viaje así, con él. 

Por azares del destino ese año teníamos dinero, un trabajillo extra nos proporcionó la oportunidad de hacer un viaje que bien podría valer como luna de miel -también podíamos haber ahorrado, pero éramos jóvenes, estábamos enamorados y nos moríamos por gastarlo todo cuanto antes, no me preguntes por qué, será cosa de la primera vez que tienes algo de dinero de más, jejeje-.

Más o menos nos gastamos entre hotel, vuelos, transportes, excursiones y compras unos 1300-1400 por cabeza. Yo algo más porque enamoré de un ajedrez de malaquita.

En cuanto supimos la fecha yo, que era una gran aficionada a Logitravel (y lo sigo siendo, aunque a veces pasan cuando tienes un problema en el viaje) reservé hotel y vuelo a Riviera Maya.

Yo quería sol y playa, comer fruta tropical y beber cócteles en un bar con piscina.
(O una piscina con bar). 

Víctor quería algo cultural, quizás alguna maravilla del mundo, salir del continente europeo, descubrir la fauna y la flora locales y desconectar unos días. 

O fue al revés. Ya no recuerdo que quería cada uno, sólo aquel unísono:

¿¿Y México?? ¡¡Siiii!!


La historia es que México tenía todo lo que buscábamos los dos. Tanto, que nos gustaría volver, en cuanto se pueda, para viajar por los rincones que nos quedaron pendientes.

Me empollé la cultura, los viajes, las guías, las características de los hoteles en cosa de cuatro días. A Víctor le gusta ir por libre, descubrir en el momento y no planificar nada. Estupendo, ahora toda la responsabilidad caía sobre mi ¡y yo preocupada!


riviera maya


Salimos de Madrid con la reserva del Catalonia Yucatán, en Puerto Aventuras -con el tiempo nos enteramos que la playa de arena estaba a unos minutos en van, en Playa del Carmen, que es más turístico si cabe- porque Víctor prefería playa de piedras para hacer snorkel, ver peces, coger el kayak... aparato con el cual tuve un miniaccidente porque literalmente encallé con el kayak contra unas rocas cuando intentaba sortear la marea... la situación además de ridícula -tuvo que venir a rescatarme un chico del hotel- era bastante peligrosa. Cuanto yo más intentaba recuperar mi remo, más me golpeaban las olas contra las rocas (todo muy surreal, sólo me faltaba la banda sonora del Desafío Extremo de Calleja).

Yo me metí en varios foros y blogs de viajes para organizarlo todo y aprovechar al máximo los 7 noche-9 días de viaje. Me abrí una cuenta en Los Viajeros y leí sus diarios de viaje, me metí tanto en el mundillo que hice un par de contactos con los que luego compartimos autobús para hacer algunas excursiones que queríamos, además contacté por Facebook a una agencia local (Cenote Azul, tienen perfil en Facebook) que nos recomendaron que era bastante barata y resultó ser una de las mejores elecciones del viaje. 

Con ellos visitamos Chichen Itza, Cobá y Tulum.

Los tres primeros días los dedicamos a los must del destino. Aunque escuchamos las charlas de hotel sobre seguridad, estafas a turistas y demás, todos los viajeros entendimos que era una falacia del hotel para vendernos sus excursiones con un recargo del 30% cada una (incluso más) y ninguno tuvimos ningún problema, ni con policía que te "cobra comisión" por mantener seguras las carreteras ni niños que te tiran del bolso.

La riqueza maya de la Riviera mexicana es algo completamente alucinante y recorrer cada detalle con guías locales es absolutamente imprescindible para entender cualquier sentido y razonamiento a la hora de actuar y vivir en aquella cultura ancestral que hoy pervive. De hecho, me lo creí todo tanto que hasta encargué un calendario maya de estos que predicen cómo va a ser la relación con tu pareja, nos salió un venado como resultado, recuerdo poco más. Pero recuerdo que era positivo. Aunque estando a 2013... como para fiarse de las predicciones mayas...

Es un país para dejarse llevar, una tarde cogimos las bicis gratuitas del hotel y salimos del recinto de lujo. Pues bien, con sólo cruzar la carretera nos encontramos el verdadero México (al menos una parte), niños desnudos en la calle, llorando, llenos de mierda con la cara sucia, peligros potenciales alrededor (cristales rotos, cuchillas, motores y herramientas viejas y oxidadas, jeringuillas) y esa sensación de que la vida transcurre en la calle (que es algo hermoso a mi parecer, vivir en sociedad). También tuvimos esa sensación de bondad, de comparto lo poco que tengo, de estoy aquí tranquilo y no me siento amenazado porque yo tampoco voy a  hacerte nada, de ¿en qué puedo ayudarte?... en fin, me parecen muy muy buena gente. Y me parece que son felices con lo que tienen, creo que por esa regla del no echas de menos lo que nunca tuviste. Pasamos una tarde entera inspeccionando la zona y por la noche ese día sí, hicimos el esfuerzo de ir con otros turistas a la discoteca del hotel.

Los días siguientes seguimos aprovechando a tope el hotel, la piscina, las actividades para turistas -que también son muy divertidas a pesar de que nos eliminaron en la primera ronda de beber cervezas (malditos alemanes)- el todo incluido y los bares y discoteca del complejo. Nos costó bastante superar el jet lag, el primer día a las 4 de la mañana ya estábamos recorriendo las habitaciones y en la discoteca no aguantábamos más de las 10 de la noche, pero merece la pena hacer el esfuerzo y adaptarse cuanto antes.

Si estás dudando si viajar a México o no ya puedes parar. Es un destino del que no te vas a arrepentir ni un segundo. Único. Y casi me atrevería a decir que es de los más asequibles y completos de América Latina.

martes, 19 de febrero de 2013

Me he enamorado del blog de los "hombres malos"

Esta tarde, trasteando en Madrid-Confidential a la hora de la merienda, me topé con una declaración hecha íntegramente para mi querido Víctor, pues llevamos unos meses viviendo juntos y no ¡no me escucha! Es broma, es un cielo que me adora a muerte y yo a él, más.
Y al pasarme por el blog original encontré muchas más que son geniales, con un toque de humor irónico y llevando a veces a la exageración las situaciones más cotidianas de la pareja, y aunque reconozco que su estilo es un poco Tarantinesco, por lo de la sangre y violencia a raudales, son por otro lado absolutamente inocentes y to the point

Aquí termina mi descubrimiento de la semana. Si te gusta su rollito, piropos por aquí...

Obreros del Linkbuilding

El otro día probé WooRank para que me pasase un feedback fidedigno de mi blog, en qué es más decente y qué cosas estoy haciendo fatal. Como sabéis, el programa fue muy sincero, y me dijo que urgentemente tenía que "añadir más backlinks que dirijan a mi sitio web" (si quería convertirme en el blog de moda) además de otros consejillos que si que pude poner en marcha. No quiero convertirme en el blog de moda,  vale, pero si quiero trastear con él, como siempre, mi pequeño experimento, e ir comprobando qué sucede con los pequeños cambios.

Yo, muy fan de la RAE y de Wikipedia -aunque mira por dónde pasan estas cosas con algunas compañías- me hice una idea de lo que necesitaba:
Backlinks son los enlaces que recibe una determinada web desde otras páginas. El número de backlinks determina el de páginas que lo enlazan a través de un vínculo (puede ser en texto o gráfico).
linkbuilding

Entonces yo me acordé de todas las visitas que me entran Spaniards, ya que estaba entre sus blogs de expatriados, por Diario de un Londinense, de la entrevista que hice cuando viví en Londres y ForoLondres o, curiosamente, de un comentario que hice en un blog de bodas donde yo indicaba algunos de mis vestidos favoritos e incluso desde Provincianas, que me tienen entre sus blogs recomendados - :)) -. Además, recuerdo cuando me llegaban emails para intercambiar enlaces... obviamente nunca dije que si, sólo enlazo lo que conozco y me gusta, pero entiendo que a los buscadores tampoco "les gusten estas prácticas".

Buscando en Google la primera pista que aparece es de hace tres años, en Internet es Negocios, donde Luis Rivera Colón (@luisriveracolon) indica algunas claves de SEO para posicionarte bien y eso, teniendo en cuenta que él es el primer posicionado cuando le lanzas la pregunta a Google, siempre es una garantía. Rivera habla de hacer SEO interno y externo en tu sitio, que sea una optimización completa y sobre todo, destacó algo que me gustó mucho, “los motores de búsqueda siguen a las personas”, y por eso Wikipedia aparece muchas veces en las primeras posiciones, incluso a veces antes que la propia web de la empresa. Si quieres seguir leyendo las ideas de su blog puedes seguir por aqui...

linkbuilding
Pero a lo que yo voy ¿qué hago para que sitios de conocida reputación (positiva, me refiero) me recomienden y me den su voto de confianza e incluso, incluyan un link a mi blog? Nada, no puedes hacer nada (maja).

Sólo ser interesante, atrevido, original, con un punto de mesura, no cometer los 7 errores típicos de linkbuilding que comentan en Marketing de Guerrilla, ser participativo y tener conversaciones con otros blogs y todo esto sumado a que Google cambia de políticas cada dos por tres (casi más que Facebook sus perfiles) y que además penaliza prácticas que quizás no sabes que son "digamos dudosas" pues ahí tienes un refrito listo para ser comido poco a poco y masticando bien. 

Ah y no olvides las redes sociales, tendrás que conseguir que tus amigos te hagan campaña, uff qué lio. 

¿Dónde quedó la amistad a cambio de amistad y no a cambio de enlaces?

martes, 12 de febrero de 2013

Engagement o cómo "salir a ligar" con tu marca

Me encontraba yo preparando un pitch para un cliente e investigando un poquillo sobre tendencias en branding, marketing estratégico cuando me topé, de nuevo, una y otra vez, con la palabra engagement.

Como muchos otros palabros que se utilizan en nuestro sector, el engagement lleva unos 4-5 años (quizás más) apareciendo en cualquier plan que se precie: los clientes lo esperan y los que ofrecemos un servicio de consultoría, sabemos que aporta un valor añadido que si bien en muchos casos se entiende y sobreentiende, está muy bien analizar, reforzar y hasta poner en negrita. Entre las maravillas que me encontré navegando por la red, vi este estudio de Weber Shandwick UK, donde profundizan en el concepto, sus variables, los elementos que lo componen y se marcan hasta una tabla periódica para entender visualmente con qué principios se trabaja a la hora "sacar a ligar" a una marca.

engagement

"Salir a ligar", ese es el concepto que me gusta realmente para entender qué hacemos cuando tenemos un cliente, lo abrazamos y lo sacamos a pasear por el mundo. Lo lucimos, que tenga presencia en medios, que se hable de él (bien o muy bien) en redes sociales, que se compre, se admire, se desee, identifique al consumidor, comparta sus valores, de alegrías a los inversores, contenido y significado para la sociedad, implique al mercado donde interactúa... ufff ¿me dejo algo? Agotador. Pero esta práctica requiere de un verdadero enamoramiento, el primero, del consultor que se encuentra con la marca. Y ya puede ser un flechazo porque como tengas que enamorarte poco a poco, casi por obligación, va a complicarte mucho las cosas. 

Yo, por suerte, soy muy enamoradiza. Cada vez que trabajo con un nuevo cliente le hago un DAFO de 10 segundos y comienzo a idealizar a mi nuevo compañero. Es como un juego ¿no dicen que la gamificación es la nueva ciencia del engagement? Después de todo ¿no es eso lo que hacemos todos cuando conocemos a quien puede ser nuestro compañero de viaje vital? A mi me pasa con las marcas. Me cuesta perdonar un error -como ya visteis aquí o aquí-  pero si se gestionan bien soy una consumidora fiel, una usuaria activa y hasta una influencer evangelizadora si se da el caso. Es un poco como el personal branding pero hacia tus clientes, que son prolongaciones tuyas, tus "hijos" profesionales.

Y es que algunos dicen que el engagement es más emoción que razón. Es una marca que lleva a la locura a sus seguidores -porque una marca hoy en día tiene seguidores, no clientes ni usuarios ni consumidores- que habla de una forma más cercana y transparente en sus redes sociales y conversa como marca (no como persona o como CM), que ofrece información en primicia a quienes la siguen y premia su felicidad con descuentos o premios.

En fin, podría decirse eso de "qué difícil es ser una marca hoy en día".

galletas originales

Entonces, are you engaged?
(y no me refiero al compromiso nupcial, al menos no hoy)
O como dice mi amiga Meri, Silvia Movellán, enamorada por ti y por tus compañeros :)


jueves, 7 de febrero de 2013

Aprender a mejorar mi blog. Woorank

Cuando puse en marcha el blog allá por 2007 un poco como prueba, otro poco como método para no olvidar las cosas tan excelentes que me sucedían y otro poco para experimentar con un site real todas aquellas magníficas herramientas que se estaban inventando (hablo de Google Analytics por ejemplo) nunca pensé que me iba a dar tantas alegrías y tanto aprendizaje. Siempre lo estoy inscribiendo por aquí y por allá para analizar el feedback que recibe, tantear un poco por qué palabras entra la gente al blog, que inquietudes les mueven a seguir viniendo, y qué les motiva a realizar un comentario -¡recuerdo que son gratis!-.

Una de las primeras cosas que hice en mi proceso de autoaprendizaje blogger fue inscribirme en Alianzo, tan sencillo como inexacto e ineficaz, que sigue posicionando alto a blogs que hace años que dejaron de existir y que a mi personalmente me dió alguna que otra alegría.

Pero hoy he probado una nueva herramienta que alguien recomendó en Twitter y que me ha gustado mucho. WooRank, se llama, me ofrece ni más ni menos que 129 consejos a medida (bueno, supongo que aplican a todos los blogs, no sólo a Silvia Movellán, sólo que con criterios variables) para mejorar mi marketing online (el de Una Fan Incondicional), entre los consejos que me da vienen a ser cosas que yo ya sabía que no "hacía bien" (si mi objetivo fuese posicionarme mejor y conseguir más visitas). 

woorank, medir blog
Como por ejemplo ser más constante en mis palabras clave. Pero claro, señor del WooRank, cuando uno tiene un blog personal no puede delimitar 5 palabras clave porque están el amor, la vida, los viajes, los amigos, las cenas, los karaokes, los juegos, las salidas, los blogs, las bodas, la moda, el cine, los cumpleaños, el trabajo y muchas otras entradas que no se pueden taggear así como así.

Otro de los consejos que me da es que de las 130 imágenes que tengo tengo 103 sin descripción, que es algo así como traer hijos al mundo y no ponerles nombre ¡un crimen! Así que a partir de ahora, me dicen, si tienes bien posicionado tu blog y tu imagen saldrás en Google Images (oigo aplausos) que debe ser de primero de blogger pero claro, yo hasta ahora no lo he practicado apenas.

Otro consejo que me ha gustado es que tengo que especificar el idioma que utilizo (recuerdo que tengo la pestaña de Marketing en inglés) pero es que cuando viví en Londres, no se muy bien porqué, se me cambió sola la URL y muchas veces salgo por http://unafanincondicional.blogspot.com.uk. Esto lo tengo que investigar y cambiarlo.

El resto de consejos son muy útiles y seguiré investigando, pero por ejemplo que me promocione/venda en redes sociales tampoco me gusta, es decir, no me gusta actualizar y soltarlo por los cuatro vientos, spammear a mis contactos, a no ser que crea que sea un contenido digno y merecedor de ser difundido y útil para mi audiencia/amigos en las redes sociales. Por ejemplo esta entrada, que me parece útil, la compartiré (sonrisa maliciosa).

martes, 5 de febrero de 2013

¿Te atreves a soñar?

Adivina quién está haciendo un curso de coaching y le está encantando...

Pues si, ¡yo! Y me paseo de mi zona de confort a mi zona de aprendizaje sin rozar en exceso la de pánico y soñando con la mágica. Aunque creo que todas ellas las he experimentado alguna vez. Un vídeo muy muy recomendable.


viernes, 1 de febrero de 2013

Mad Men, el sexo y la publicidad de hoy en día

Don Draper: Advertising is based on one thing: happiness. And do you know what happiness is? Happiness is the smell of a new car. It's freedom from fear. It's a billboard on the side of a road that screams with reassurance that whatever you're doing is OK. You are OK.

El arte de la palabra. El silencio. La mirada. Mad Men es una de esas series (con reminiscencias a Downton Abbey, cruzando el charco y cinco décadas antes) que cuida su estética y las apariencias hasta elevados niveles del sufrimiento humano. Antes, con los cigarros, existía el lenguaje del humo, de los gestos, la sensualidad d ela mirada... pero ahora el que fuma casi casi es un apestado (al menos eso decía Craig, mi amigo inglés). Llevo unas semanas en las que he vuelto a profesar mi amor hacia la serie de los publicitarios de Manhattan. Conversaciones exquisitas. Volví al enterarme que se había firmado una nueva temporada y recordé ese paso lento pero seguro donde no pasan muchas cosas, pero es la vida de una agencia y a los que trabajamos en el sector casi todo nos aplica, nos representa y, 50 años después, nos sigue enseñando, con paso sereno, cómo se hacen las cosas.

La publicidad de hoy no es tan "guay", hay que meter muchas horas para ir con algo realmente novedoso, medible y "barato" para el cliente, la conciencia sobre la importancia de la marca y su posicionamiento se diluye en post de unos beneficios cortoplacistas que mantengan el bonus de la alta dirección. Algunas de las conversaciones más relevantes sobre sus clientes y la marcha de la agencia son verdaderas revelaciones, suelen ocurrir entorno a una copa y con un cigarro en la mano -cosa que ya no se practica hoy en días, gracias a Dios- como revelan en muchas de sus conversaciones:
Trudy: Have you been drinking?
Pete: The whole country is drinking!
Una de las que más me gustó, como ya vimos en Ingenious Magazine, fue la de Draper con Peggy dándole una de las lecciones magistrales de la venta de un producto y la diferencia entre vender sexo o venderlo sexy: los insights
Peggy Olson: Sex sells. 
Don Draper: Says who? Just so you know, the people who talk that way think that monkeys can do this. They take all this monkey crap and just stick it in a briefcase completely unaware that their success depends on something more than their shoeshine. YOU are the product. You- FEELING something. That’s what sells. Not them. Not sex. They can’t do what we do, and they hate us for it.


Para mi gusto la más pizpireta, sensual y encantadora es Joan, una mujer con las cosas tan claras en los 60 es digna de mención, aún recuerdo sus primeras palabras a Peggy, que luego ésta recordaría como uno de los mejores consejos que le han dado y que gracias a eso está donde está (con despacho propio entre otras adquisiciones), o el torniquete al inglés en la tercera temporada, segado por una John Deere en plena oficina, un capítulo maravilloso. 

De las frases de la señorita Joan Hollaway me quedo con "One minute you’re on top of the world, the next minute some secretary’s running you over with a lawnmower.” Se lee literal, pero se entiende aplicado a la vida misma.

Peggy se va volviendo calculadora, exigente (con su sueldo) y metódica. Y le suelta a Pete -nunca entenderé aquella relación- su pequeño secreto al final de la segunda temporada, encubierto entre los sentimientos y la vida misma. ¿O no nos ha pasado a todos alguna vez?
"Well, one day you're there, and then all of a sudden, there's less of you, and you wonder where that part went, if it's living somewhere outside of you, and you keep thinking maybe you'll get it back, and then you realize it's just gone."

Una de las frases que más me gustó y con la que me identifico es relativa al trabajo y los ascensos en una empresa, donde la manera en que vendes tu trabajo, no los resultados, sino el proceso en sí, es crucial para sentirte reconocido: "I know that my fault, I always made my work looks easy".

Aunque como todos, Roger es machista, también él ha dejado alguna perla sexista típica de la época: “Remember Don … when God closes a door, he opens a dress.”



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.