lunes, 28 de enero de 2013

Campañas para expatriados que tocan la fibra. Caso Garmol

Antes de irme a vivir a Londres no vi ninguna. Ahora que he vuelto no paro de encontrarme con campañas de las marcas que atacan la fibra sensible del consumidor que vive fuera o del consumidor que vive aquí pero tiene hijo, novio y amigo surcando los mares y luchando por un futuro digno fuera de nuevas infranqueables fronteras.

Sobretodo las primeras semanas fuera del tiesto son duras, lo normal es ponerte en contacto, siempre que sea posible, con un contacto que alguien te dice que conoce, un primo que trabaja de informático en Londres, varios compañeros de la universidad que trabajan en la hostelería o la novia de tu compañero de piso, que es enfermera en Romford. Tú quedas con ellos, te abrazas a su cuello como si fuera Will Smith en I am Leyend, la última persona sobre la faz de la tierra. Pero en Londres ni hay pandemias ni nadie que te ataque de frente, sólo la vida misma, lo desconocido, la soledad inicial, las diferencias con el idioma. Tras superar el reto inicial y durante tu fase de conocimiento del terreno es casi siempre inevitable que te apetezca comer jamón, tortilla, pulpo y pimientos de padrón más que nunca antes en toda tu vida. No pasa nada, es normal. En Londres hay varias cadenas de comida españolas y los expats que allí conocerás (porque éramos expats, no inmigrantes, no me preguntes por qué, cosas de los prejuicios y bondades del lenguaje) sabrán acompañarte a rincones donde se deleita uno de los cientos de tópicos de los español: paellas, fútbol y puros, bueno puros no. Pero son lugares frecuentados por españoles donde por regla general, se habla más alto. Y es allí donde tu engagement con la marca se maximiza, ves el arroz SOS, el chocolate a la taza Valor y las Estrella Galicia y te tiras de los pelos. Y te enamoras para siempre. Yo por ejemplo, fan del vino blanco hasta la muerte, alli conocí la marca Muga y me reafirmé en mi amor hacia Viña Esmeralda, con lo que ahora que he vuelto a España sigo comprándolas y recordando buenos momentos en aquellas tierras. Estas marcas han subido inmediatamente a mi Top Five porque llegaron a mi vida en un momento en el que yo estaba dispuesta a "enamorarme" de quien supiera estar ahí.

Es como estar en tu casa pero sin estar. Tienes lo bueno de tu gastronomía pero sin la casta política parasitaria y sin escrúpulos que cada día protagoniza portadas online y offline. Pues bien, es ahí cuando tu sensibilidad a flor de piel te conecta con el consumidor español que llevas dentro y te enamora de los valores de marca porque está presente allí donde tu estás, sin importar que no se tu hábitat natural y que no sea para siempre. Y eso, amigo mio, no se olvida nunca.

Así que cuando veo las campañas que hacen algunas marcas para acercarse a los cada vez más españoles que trabajan fuera de España lo entiendo, y me parece una gran oportunidad para llegar a un público objetivo tocado por el sentimentalismo de la falta de seguridad, de no estar en su entorno familiar, un público que ha tomado la decisión de irse porque se merece un futuro mejor pero que le "fastidia" tener que perder muchas otras cosas de su país de origen.

Hay muchos ejemplos geniales, pero hoy me ha encantado la campaña de Garmol, de carritos de la compra. Estoy segura que no me hubiera tragado un anuncio de veinte segundos hablándome de su producto en los descansos de La Que Se Avecina pero si me he tragado, y luego compartido, su genial campaña "Made in Spain" donde entrega a españoles expatriados un carro con productos "de la casa". Excelente.


Ideada por la agencia de publicidad Sapristi, para reforzar el concepto de “Made in Spain” y empatizar con los miles de españoles que también han tenido que salir al exterior para buscar su oportunidad, igual que hicieron ellos.

viernes, 18 de enero de 2013

Gastromadrid. Hola Dieta

Este 2013 estoy más gastronómica que nunca, no sólo porque intento que mis salidas sean más variadas en calidad que en cantidad, sino porque me estoy tomando más en serio cada uno de los sitios que visito, recojo ideas, intercambio opiniones y sigo más de cerca los sitios nuevos que se van poniendo de moda en Madrid. Hipsters, modernos, it girls, todos ellos se pelean por ser los primeros en descubrir los garitos más molones cada semana ¿y yo?, yo soy todo ojos y oídos.

Desde mañana mismo hay una oportunidad estupenda para ponerle cara a los sitios más especiales de la capital porque se celebra el GastroFestival -durará hasta el 3 de febrero- y tú dirás ¿otro? Pero si en Madrid cada semana hay algo nuevo relacionado con comer! Pues si, Madrid centra mucho sus eventos en las tapas de Tapapies, las rutas de Malasaña, los domingos de Rastro y Latina e incluso los recorridos para martes, miércoles o jueves que propone cada barrio -en esta ciudad es casi imposible hacer dieta si tienes ojos y olfato- pero este es especial porque si, porque sus participantes son más variados, coincide con el Madrid Fusión (se lo van a currar un montón) y tiene prácticamente de todo.

Restaurantes, coctelerías, escuelas de cocina, tiendas gourmet, de ropa y complementos, instituciones culturales, galerías de arte y museos forman parte de un completo programa compuesto por seis grandes categorías: Experiencias SensorialesGastroculturaMadrid GastronómicoGastrofashionGastrosalud Enocultura ofrecerán propuestas y actividades para todos los gustos y bolsillos. 
Este año, además, el público podrá disfrutar de nuevas propuestas como la Ruta Golosa, la Ruta del Café de ColombiaMenús by Elle o La gastronomía en la música. Nuevas temáticas a las que también se sumará la presencia, por primera vez, del Museo del Prado y la visita a las cocinas del Palacio Real.
 (
Gastrofestival es una iniciativa de Madrid Fusión y del Ayuntamiento de Madrid).


Mas de 300 locales cada uno compitiendo por los clientes más agudos y exigentes. Tiene muy pero que muy buena pinta. Sobre todo el de El Prado, que además de la conferencia de Dario Barrio tiene preparada una ruta por el museo para contemplar sus Banquetes Artísticos, donde se refleja, como es de esperar, la importancia de los alimentos en las diferentes etapas del arte en nuestra historia.



martes, 15 de enero de 2013

#AcademiaTailandia, el desafío europeo de los viajeros sociales

Me pasaron el link y me dijeron: "esta campaña te va a encantar".
Yo, escéptica como ninguna, pensé: "yupi, otra campaña casposa pidiendo que espamee a mis contactos para entrar en un sorteo de un sombrero o un fin de semana en Zamora".

Pues no. Me equivoqué. En los albores de la comunicación social online donde cada día hay nuevas ideas y el 2.0 ha dejado de ser noticia hace tiempo, me encontré con una idea rotunda, un reto por el que merece la pena pelear y un premio considerable. Se trata de #AcademiaTailandia. Una competición con dos ganadores nacionales que acompañarán a @Rafaperez_ o a Ángel M Bermejo y a los que se unirán otros viajeros europeos.

Los dos ganadores viajarán a Tailandia (del 30 de marzo de 2013 al 6 de abril de 2013), cada uno en compañía de su periodista elegido, para conocer la forma de vida tailandesa en el Thailand Academy y competir con el resto de países europeos por ser el participante con más repercusión en redes sociales.


La gracia de la experiencia está en vivir el viaje offline y contarlo online, pero con la sensación de que no elegirán al más plasta o a los grandes gurús que todos conocemos de blogs de viajes o fotografía, sino a una persona normal a la que le gusten los viajes, las redes sociales y sea un poco desenvueltilla para que sea una experiencia real de un viaje a Tailandia con la que pueda identificarse cualquiera que esté pensando viajar al país asiático. ¡Ah, y pregunta si sabes idiomas! Con lo que quizás caiga alguna prueba de inglés y francés (broooma).

En mi opinión Tailandia es uno de esos países, junto a México, USA, Chile, Australia, China, Argentina, Botswana o la India donde habría que vivir varios meses para llegar a comprender algo de su cultura. 

Los viajes de diez o quince días ni se asoman a la punta del iceberg de todo lo que supone el estilo de vida de los tailandeses, sus costumbres, sus alimentos, sus miedos, los olores, sabores y colores del país... así que es otro de los viajes pendientes a la lista interminable de rincones que conocer antes de morir. Es uno de esos países en los que descubres algo nuevo en cada visita, por cierto ¿sabías que Tailandia es un Reino? La monarquía es hereditaria y su Rey actual es Rama IX. También lo conocerás por Siam si eres un gran aficionado al Risk y aunque Tailandia suena a Disneylandia, su significado real era "Pais libre" o "País de los Thai" de ahí lo de ThaiLand en inglés.

Así que ya lo sabes compañero, te estoy avisando, si te consideras más viajero social que yo ¡pues apúntate y mucha suerte!

PD ¡Aviso! Tengo 37 badges en Foursquare, ¿hay un medidor más real del viajero que ese?

;))


miércoles, 9 de enero de 2013

Un aplauso para el que lo dijo y lo hizo

¿A que conoces a mucha gente que dice voy a hacer tal o voy a dejar de hacer cual? 
¿Por qué luego no cumplen su palabra y se mienten a sí mismos y a los demás? 
¡Cobardes! 
Tened valor de enfrentaros a vuestros pensamientos.

Esta debería ser nuestra máxima para el resto de los días de nuestra vida, y aunque vale, los propósitos de año nuevo son difíciles de cubrir, lo importante es tener el talante para decir, Silvi, vamos a ser coherentes y trabajar en nuestros objetivos en el corto plazo. Así que lo he pensado y me he desapuntado del gimnasio. Si, como lo oyes. Por algo hay que empezar. Me doy cuenta de que estaba pagando para tener derecho a ir a un sitio al que no voy porque no sólo me da pereza, sino que me aburre soberanamente. Las clases en el Holiday Gym son un tostón, vuelta y vuelta, y para hacer máquinas o correr sobre una cinta, prefiero salir a andar con amigas o jugar al Zumba en la Xbox... y con los 33 euros que me ahorro al mes seguro que se me ocurre algún plan mejor.

Si por lo menos hacer bici fuera tan divertido como esto...


sábado, 5 de enero de 2013

Por si fueran necesarias unas explicaciones...

Movida del 17 de febrero al 5 de enero, que fue cuando tuve la feliz idea de apuntarme a este curso.

Conclusión breve sobre las amenazas y acusaciones a alumnos de Maria Rosa Diez: 
Excepcio Veritatis, no hay calumnia si se dice verdad :)

Resulta que una señora nos estafa con un curso  online y yo acabo denunciada por difamación y envuelta en una de sus supuestas cacerías de tuiteros... Lo contaré en tercera persona, para que sea más ameno pero antes, haré una pequeña explicación del asunto en formato RAE, así no habrá lugar a malosentendidos:
Estafa (una de tantas definiciones): Pedir o sacar dinero o cosas de valor con artificios y engaños.
El curso de SocialBlaBla cuesta 50 euros (aunque hay otro gratis de iniciación con similar procedimiento), luego hay ánimo de lucro, ha sacado dinero con él. Me considero engañada, porque el curso propone un completo plan de formación en Experto en Social Media que no se cumple en ningún caso y aunque valoro mucho mi tiempo, valoro también mi dinero, así que de forma educada les pedí que si el curso no avanzaba desde la primera parte del primer módulo, que por favor me devolvieran el dinero. Mutis. Ni formación ni dinero. Y de aquí degeneró en utilizar mi nombre por la red para decir que yo difamo, a amenazar con que esto "no me va a salir gratis" entre otras cosas y hasta se atrevió a ponerse en contacto con mi jefe. A las 12 horas de tener la primera conversación por Twitter yo ya me sentía acosada (RAE: Acosar: Perseguir, apremiar, importunar a alguien con molestias). Tan acosada que la CEO del curso en cuestión decidió utilizar una de sus supuestas cuentas de suplantación de identidad que tiene en Twitter para hacer presión y animarme a meterle caña a este tema. Procedo al detalle para quien esté interesado:

Esta es la historia de una chica que decide apuntarse a un curso online de Experto en Social Media, le gusta estar al día y seguir formándose desde diferentes fuentes así que casi siempre hace actividades extraescolares. El curso en cuestión lo impartía SocialBlaBla, no lo conocía ni tenía referencias pero comentándolo un día en el trabajo, un compañero suyo le dijo que se había apuntado a ese curso de experto esa misma mañana, y que tenía buena pinta. Así que la chica pagó los 50 euros y se sumó a la aventura. Pasaron los días y no recibía las claves para empezar. Contacto con la empresa, entre idas y venidas le dicen que la culpa es suya y que no se aclaró, pero ese mismo día ya pudo entrar y trastear un poco en la web que al inicio tenía los vínculos inactivos y alguna cosilla más no funcionaba -pasa muchas veces que la web se colapsa el primer día del curso-. El primer ejercicio sobre curación de contenidos es ver un video, cuyo contenido no le pareció adecuado para un curso de experto en social media, así que le envió su feedback a Maria Rosa Díez, que era la tutora y CEO. El siguiente ejercicio del módulo uno era probar una aplicación de automatización de contenidos, que si 10 días, que si 15 días, que si hagas el curso tan extenso "como la historia de España", que si te cambio de tutor... total que cada vez que la chica mandaba el ejercicio recibía el silencio por respuesta, volvía a contactar para pedir feedback y seguir avanzando hasta que localizó a la empresa por Twitter y preguntó

Y ahi fue cuando Maria Rosa Diez y otros tuiteros, algunos los conozco y otros no, se unieron a la conversación sobre los cursos de SocialBlaBla.

Entonces fue cuando Maria Rosa Diez anunció que había ido a poner una denuncia por difamación contra la siguiente actualización:

La verdad es que la chica en cuestión se quedó en shock, no entendía cómo podían haber sido denunciada por ese motivo, pero dado que supuestamente las afirmaciones que se vertieron en Twitter pueden menoscabar su "buena fama" (RAE) y al ver los ánimos caldeados y dar por perdidos los 50 euros del curso, decidió pasar página y olvidarse del tema. Pero Maria Rosa Díez no se olvidó del tema, publicó en todas las redes sociales la denuncia con el nombre completo de la denunciada y su DNI (pide los datos para realizar la compra del curso ¡dónde está aqui la Ley de Protección de Datos!), en grupos sobre redes sociales y quien sabe dónde más. ¡Horror! ¿¿Qué hace esta señora publicando datos privados de un alumno?? Además, se atrevió a localizar por LinkedIn al jefe de esta chica para comentarle "la situación" no se muy bien con qué intención (si, con el jefe al que no conocía de NADA, simplemente para difamar)... Esa misma noche la chica recibió varios privados por Twitter y FB de desconocidos, todos ellos le mostraron su ánimo y comprensión por la denuncia. Pero uno de esos perfiles fue un poco más allá, animando a la chica a ser más proactiva y contar su caso en las redes sociales, indicando que también había sido víctima de Maria Rosa Díez. La chica, un poco gilipollas e inocente, le siguió la conversación y se desahogó con ese perfil desconocido (que finalmente resultó ser uno de los tantos perfiles falsos que tiene María Rosa Diez suplantando personalidades). 
(Aquí algunos pantallazos, el huevito es porque obviamente, Maria Rosa Diez ha borrado/modificado la cuenta).


Y convenció a la chica de "meter caña" contando este y otros casos para hacer justicia y que no estafe a otros en la red. Y aunque la chica insiste en que quiere pasar, el supuesto perfil falso de Maria Rosa Diez sigue presionando y extorsionando (lo que por lo visto más tarde se ha comprobado que es habitual).


Y ahí fue cuando descubrí que había decenas de blogs hablando de los fraudes de Maria Rosa Díez, uno de ellos lo publicaba este perfil y otros los fue compartiendo con su compañero de trabajo, que cada día alucinaba más de la estafa tan tonta en la que habían caído. El perfil de Twitter de María Rosa Díez (uno de los falsos) hacía presión para crear más blogs hablando de ella (será bueno para se SEO!). 


La intención de la chica en cuestión era que otros no cometieran el mismo error que ella, el de contratar un producto o servicio sin comprobar antes las referencias, ya sabes, el "por qué nosotros". Así que abrió un blog -que ya está eliminado- publicando un copia y pega (no deja de ser una ironía, pues SocialBlaBla ha sido acusada de plagio en decenas de ocasiones) de otros comentarios de usuarios de las actividades de Maria Rosa Díez. Que si los plagios de SocialBlaBla, que si sus deudas con sus colaboradores y un par de comentarios más que encontró por ahí, incluido el del huevito, que me mandó su supuesta experiencia trabajando con ella como becario. 


Y a los dos-tres días recibo un tuit donde accedo a la publicación de Maria Rosa donde supuestamente descubre a la chica y a @pixelillo, que segun ella están compinchados para escribir hasta ¡7 blogs! sobre ella. Pues bien, la chica en cuestión soy yo, a @pixelillo, aunque me parece encantador, no lo conozco ni hemos hecho nada juntos. Fui yo quien creó el blog para dar luz y recopilar esta información y él no tiene nada que ver. Fui yo quien creyó tener la responsabilidad de hacer públicos estos casos para que otros alumnos, cuando decidan hacer un curso, lo hagan con toda la información posible. Fui yo quien decidió hacer algo, y no pasar. Escribí el caso a Facua pero imagino que por 50 euros no tenga mayor relevancia, incluso me acerqué a comisaría informando de que esta señora estaba publicando mis datos personales en la web con mi nombre y apellidos y que me estaba acosando, me dijeron algo así como que en este tipo de casos las denuncias se archivan... que si yo fuera menor... o hubiera un desnudo... ¿?

¿Por qué he cerrado el blog? Porque ya no tiene sentido tenerlo abierto. El objeto era sacar a la luz las cuestiones referentes a Maria Rosa Diez, y ella misma ha preferido publicarlo en su web, además no aportaba nuevas informaciones a las que ya han sido publicadas por otros usuarios. ¿Lo considero un error? Si, lo considero un error porque debí haber pasado, confiando en que dejara de utilizar mi nombre con el tiempo y que la denuncia contra los estatus de los tuiteros quedara archivada. Así ahora no tendría que "defenderme", también le he pedido que no me mencione y que retire su publicación, aunque entiendo que no lo hará, tenía su propósito y estará encantada de haberlo conseguido, aunque no se muy bien con qué intención. Ahora sólo confío en que se olvide de mi y no volver a oír su nombre en mucho tiempo.

Y agradezco la lección, porque si, me paso día y noche aconsejando que no se cedan datos ni confíen en perfiles desconocidos ni malas prácticas (e ilegales) como suplantar personalidades en la red y yo misma, en un momento de debilidad, he caído en seguir el juego.

miércoles, 2 de enero de 2013

Las expectativas ante el primer post del año

Yo no he sentido la presión hasta que he visitado unos cuantos blogs y lo he visto. Hay tensión, se espera una primera entrada original, emotiva, entusiasta y positiva. Esto es como cuando estrenas cuaderno nuevo, buena letra, post-its de colores y flores en las esquinas. Pero luego he pensado algunas alternativas para estrenar el sexto año de ¡¡Una Fan Incondicional!! y no he tenido duda:

Lo primero, agradecer que semana tras semana aumentamos las visitas -uy parezco una profesional, no me refiero a miles de visitas, sino 5 o 6 más que le alegran a una la cajita de estadísticas- y desear que tengas un fantástico 2013, a ti querida lectora (y lector, vale, pero es que ¡la mayoría me salen chicas!) y que sobre todo tu año esté lleno de salud, dinero y amor. Así en ese orden, que aunque yo soy muy romanticona en el fondo, muy en el fondo, reconozco que sin salud no somos nada -además literalmente- y que si alguien de nuestra familia está pachucho, lo pasamos todos muy malamente. ¿El dinerito? Hombre claro, ¿Quién no se emociona con las historias de El Gordo de Navidad? Yo soy de las que madruga y se traga todas las publicaciones persiguiendo historias de personas que estaban muy mal (sin trabajo, ganas de vivir, casi sin piso y sin dignidad) y ahora son felices (o al menos viven tranquilos, que no es poco). Y el amor. Sí, si. Ese que te cambia la vida y mueve montañas es muy importante, así que te deseo de corazón que te enamores todo lo que puedas, que vivas intensamente y que si la cosa no va bien, siempre te quedará el "luché por amor y no pudo ser" que es mucho mejor que el "pues me gustaba mucho pero pasaba de perseguir a nadie" ó "a ver si le gustaba tanto que hubiera llamado él"...

Otros años terminaba el archivo con recopilatorios -como hace todo Dios- de alguna cosa. Esta era mi segunda opción. Primero pensé en el que hago siempre sobre los mejores anuncios de Navidad que para eso soy Lda. en Publicidad y RRPP, pero luego he pensado: Silvi, si ya casi no ves la tele, la mayoría de los anuncios los ves de forma proactiva en Internet. Además recuerda que uno de los mejores fue el de Spanair y ahora ¡no existe! Y como este año sólo tengo dos favoritos que me vengan a la mente los voy a incluir pero muy enfadada, porque el de Campofrío me gustó por su esencia, pero resulta que hace un par de años habían despedido a una gran parte de su plantilla y al año siguiente los directivos engrosaron sus cuentas con unos bonus de escándalo, asi que cuando creía que iba a llenar la nevera de mi madre de pavo, eché marcha atrás. Y luego el de ING, un anuncio que deja tiempo para pensar que es el antianuncio de mi nuevo y declarado enemigo: los anuncios que te obligan a ver en Youtube o en MiTele para ver alguna serie o los anuncios de la radio que te molestan tanto sólo porque suben los decibelios para tocar los cojones llamar la atención.




El segundo de los recopilatorios que quería hacer era de moda. Pues si, porque cuando una dama tiene bodas a la vista para este nuevo año tiene que empezar la labor de búsqueda en las primeras rebajas del año, buceanzo en blogs de moda, webs de firmas interesantes, descubriendo inspiraciones etc. Y cuando de moda se habla pues ovbiamente a la cabeza se me viene la serie por excelencia del sector textil: Gossip Girl. Qué vestidos, qué tipazos, qué momentazo el final de la serie cuando se descubre quién es la reina cotilla...





La tercera idea que tuve para actualizar el blog también es recurrente. Los propósitos de Año Nuevo. La mayoría "incumplibles" pero otros puedo decir que si, it's done! Mi reto con el inglés para 2012 está superado. Me atrevía a dejar un trabajo que me gustaba en pro de un reto aún mayor que para mí suponía entonces vivir una nueva experiencia en el extranjero y mejorar mi inglés y ahora estoy requetecontenta. Los idiomas siempre son un reto, pero ahora puedo decir que estoy mucho más cerca. Ahora sigo con el reto profesional, el de seguir sintiéndome realizada en mi trabajo y que llegue un momento en el que se me reconozca no sólo laboralmente, sino también ¡económicamente! (por pedir no quede).

Aprender a cocinar, a comer sano, hacer más deporte y hacer la vida de una chica que se está acercando a los 30. Intentar ser más feliz -si cabe- en 2013 que en 2012 y, en la medida de lo posible, hacer algo porque los demás también lo sean, sobre todo mis allegados (siempre he querido utilizar esta palabra si me entrevistaban en la tele tras tocarme el Euromillones).

Mi cuarta idea era la de hacer un resumen ahora que hemos superado las 30.000 visitas. O señalando los resultados de la encuesta que hice donde os preguntaba qué era lo más feo del blog y la mayoría de los 11 que votasteis tuvisteis la delicadeza de subrayar que tengo un blog fantástico y que no cambiaríais nada. También pensé en indicar cuáles han sido los grandes hits del blog este año, con la entrada de Mala Experiencia de Marca en Agua+ (de 2011) como líder indiscutible, seguida por mi viaje a Oporto (de 2010) y por aquella Recruitment Party a la que fuí en Londres allá por el mes de marzo.

Y ahora sí, tirando de diario de bitácoras, un breve pero intenso repaso a lo que ha sido del último año:
  • Las 12 uvas de 2012 las pasé en el Big Ben. Bueno en realidad fueron 24, porque lo hicimos a la inglesa y a la española, asi que con un comienzo de año como ese sabía que el resto, al menos, no decepcionaría. Enero fue el mes en el que me cabreé con los ecologistas de oficina, después empecé a trabajar en la tienda gótica, lo que obviamente me desbarató el orden mental y de las cosas. Por aquel entonces, hace ahora un año, empecé el curso de Marketing Avanzado en la London City University más acojonada que el primer día de guardería, y también empecé a escribir para El Ibético, el periódico español de Londres. Viajé a Edimburgo, tierra de caballeros y escribí la entrada sobre el día que podría desaparecer del calendario que tanto le gustó a los amigos de mi novio. 
  • En febrero hablaba de Social Media, de Punset y Antonio Banderas y de los Zamarrones de mi pueblo, Polaciones. También entrevisté a dos blogueros que me ayudaron muchísimo sin saberlo en mi proceso de migración hacia Londres: Guirilandia y Diario de un Londinense.
  • En marzo hay dos grandes entradas que destacan por los fans que han tenido -entre m igrupo de amigos, claro, gracias Vero, Meri, Provincianas, Itzi- la primera es si quieres ser feliz invierte en experiencias, no en cosas y la segunda cómo encontrar trabajo en Londres y gracias a la que he recibido emails en modo gurú, me divertí mucho escribiéndolo pero más viviéndolo en vivo y en directo. También nació entonces mi post con los cobrandings de moda más famosos de la ciudad, mis paseos por Oxford Street con Sandri fueron tan memorables...
  • Abril, ese mes hablé sobre vestidos de novia, cerveza o el budismo mientras en España Froilán se pegaba un tiro en el pie y el Rey se rompía la cadera cazando en elefantes.
  • En mayo salió a la luz mi lado gastronómico y escribí sobre las mejores cadenas de comida en Londres o sobre nuestro viaje al pasado tras casi dos meses de lluvias: Stonehenge y Bath.
  • Junio, ese mes donde hubo 10 días seguidos de sol y parecía que los británicos habían avistado Ibiza. Qué calor. Vamos un calor normal, pero ellos ya estaban tostaditos al segundo día. Aún así junio fue, sin duda, el mes de los 60 de la Reina de Inglaterra.
  • Julio o get ahead of the games fue sin duda el mes más deportivo, vivirlos tan de cerca ha sido único, este mes fui a ver a Ire a Manchester pero yo... yo ya estaba con las cosquillas y mi vuelta a España estaba cerca. Y cuando digo España me refiero a Juego de Tronos as you remember.
  • Agosto, ese mes volví a Madrid, tras una mudanza escabrosa y unas vacaciones en Malta, escribí un precioso post sobre pedidas de mano. Por cambiar de tema. 
  • Septiembre. Empecé a trabajar en prensa para Ballantine's y escribí sobre Alfredo Bernardo Nobel o Marcetino de Sautuola (el de las Cuevas de Altamira). Sobre todo recomiendo una entrada muy cachonda con las bromas a niños de Jimmy Kimmel.
  • En octubre, ya en mi nuevo piso y con un nuevo proyecto laboral para Repsol con temas de Comunicación Interna y Estrategia empezó de nuevo a rodar una rutina de vida social, amigos y Madrid como la que a mi me gusta. Uno de esos días conocí a un loco como éste.
  • Con la llegada de noviembre apareció el cumpleaños de Víctor y su consiguiente regalo-autoregalo: un viaje a Budapest. Pero este sin duda fue el mes del sofá, el mes de Conforama y nuestras peleas.
  • Y ya en el último mes del año tocaba hacer una entrada de predicciones para 2013, como todo buen gurú -jus jus- y un recopilatorio coña de un fantástico blog que descubrí antes de irme a casa por Navidad: Ironía del becario.


De hecho uno de los mayores placeres de tener un blog es que me permite revivir experiencias con sólo volver algunos post atrás. Y bueno como ves me he liado y al final he macerado un remix para empezar un año completito.

2012 ha dejado para mí una huella importante. Dejé Londres para volver a mi Madrid. Hubo personas importantes que se fueron para siempre y algunas que llegaron, retomé mi vida en Madrid con un nuevo proyecto, tanto laboral en Allegro 234 como personal, cuando Víctor y yo decidimos irnos a vivir juntos.

Y la vida sigue hacia delante con un prometedor año a estrenar y unas ganas inmensas de ser cada día mejor.

Feliz 2013 compañero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.