miércoles, 30 de mayo de 2012

¡Match.com funciona!

No es que desconfíe de los portales de citas online pero como nunca había conocido a nadie que hubiera encontrado el amor así -excepto a mi antigua office manager- pues me costaba hacerme una idea. Pero si. Funciona. ¡Y tengo pruebas!

En mi dia off mientras tomaba el sol en el Bishops Park y hacía tiempo leyendo The Hunger Games antes de quedar con Craig en Westfiled, me fui a tomarme un helado -aun sigo en la búsqueda del de avellana, pero no lo encuentro por ningun lado-. Yo realmente estaba leyendo a orillas del Támesis con el sol en mi cara y el viento rozando mi flequillo y justo estaba (¡¡spoilers!!) en la parte del primer beso de Katniss y Peeta, asi que me sentía digamos "propensa al amor" pero aunque estaba concentrada en la lectura no pude evitar ver a la nueva pareja que se sentó a 50 centímetros de mi -maldita manía de poner las mesas tan juntas-. Bueno pues tal cual yo también escucho conversaciones ajenas en el metro me empecé a sentir parte del momento. Del primer momento:

- Eres mucho más guapa que en la foto de perfil -aqui fue cuando mencionó el portal-.
- ¿Entonces tu familia es italiana?
- ¿Comes carne?
- Jijiji jajajaja jujujuju
- Me está encantando conocerte.
- ¿Cuál es tu ciudad favorita?
- Y... ¿en qué decías que trabajabas?
- Jijiji jajajaja jujujuju
- Tienes unas manos preciosas.
- ¿Vas al gimnasio? -¡La chica hacía Zumba!-
- Jijiji jajajaja jujujuju

Y asi sucesivamente. Cuando yo ya estaba mirando el reloj porque había quedado en media hora me encontré a mi misma susurrando mentamente "bésala, bésala". Es ahora o nunca. Esos momentos de silencios. Esa primera vez en la que como no os conocéis de nada, ¡podéis hablar de todo! Ella le miraba, sonreís y bajaba la cabeza. Él, inseguro, la miraba los labios. Yo, me reía y seguía mirando el libro. A veces no podía evitarlo y me reia con sus gracias. Ellos me miraban pero seguidamente pasaban de mi -¡obviamente!- y volvian a su mundo.

Y ahi estaba yo, recogiendo mi libro, mi móvil, el bolso y las gafas de sol cuando él, de repente, cogió su mano y la besó! Woooow ¡beso! ¡beso! ¡beso! Yo me fui sonriendo y ella apoyó su cabeza sobre la suya. ¿Pueden ser más románticos estos ingleses?


PD Esta foto me recuerda que dos días después más de 700 pasajeros se quedaron atrapados en la linea del metro Jubilee y se les han sido reembolsados 40 pounds por las molestias. No se qué me parece más curioso, si con un metro con tantos problemas, por una vez decidan compensar a los viajeros o que a una ciudad con un metro tan viejo, caro y poco efectivo le hayan dado unos olímpicos...

sábado, 26 de mayo de 2012

Dónde comer en Londres

Algo que tengo que reconocer agachando la cabeza es que en más de 8 años viviendo independiente -sin mami, sin colegio mayor- es que aun no sé cocinar. No pasa nada. Se que aprenderé. Se que es problema de mi falta de motivación y de mi amor por el take away, el fast food y todo lo que tenga que ver con aditivos insanos e ingredientes modificados. Se que hay miles de guías para comer en Londres pero tenía que hacer la mia para recordarme que efectivamente, soy Una Fan Incondicional de comer bien, siempre segun yo misma, y estoy segura de que a alguien, algun dia, le vendrá bien mi incondicional visión del mundo.
Por eso en Londres, al igual que ya hacía en Madrid o Salamanca, salgo muy a menudo a cenar fuera -o a comer- y parte importante de mi sueldo se va en ello. Lo bueno es que me lo tomo con alegria, para mi es como una retrospección de la ciudad, una manera gastronómica y jugosa de ver qué se cuece en las cocinas de los restaurantes del mundo entero que se concentran en la capital. Aqui es más caro, si. Pero nunca dije que venía a Londres a ahorrar. Asi que tras mi especial comida española en Londres voy a empezar a detallar mi Top 10 de Cadenas de Restaurantes en Londres y presta atención porque en breves llegará un Top 10 de Donde tomar una Copita o un Cóctel con Estilo en Londres.
Y si encima te quedas con ganas de más, siempre puedes seguir mis listas de Foursquare -no es modo egoblogger, es que nadie me sigue, jejej, ahora que estoy con la cuenta regresiva tengo que finiquitar muchos detalles pero a grandes rasgos, uno puede hacerse una idea del básico de la city.
Y tú dirás, salir, comer, ir de compras... ¿no hay lugar cultural para tus listas? Claro que si, pero para eso están mis tips, más de 80! pero claro, para mi eso es muy personal, los lugares culturales for free ya los he hecho todos. Me faltan los de pago que haré o cuando terminen los Olímpicos o... unos años más adelante.



Al toro, estas son Mis 10 mejores para comer en Londres:
Wagamama: mi favorito con diferencia, cuando tengo visitas suelo llevarles y es que es donde mejor comida japonesa he probado en mi vida. Platos abundantes y sabrosones. ¿Mi favorito? Yaki Soba, no te puedes ir sin probarlo. Afrodisíaco. El dueño, Hugo Arnold, que lo creó en Londres en los 90, cree fervientemente en el poder de los alimentos para calmar, restaurar y estimular. O-L-É.

Nando's: la favorita de Víctor. Hasta el punto de que los 5 meses que vivió conmigo en Londres fuimos unas 15 veces, sin exagerar, para enseñarle a los amigos que vinieron a visitarnos y a los que hicimos aqui el lugar donde él trabajó la primera vez que vino a Londres. Y ahora que ya no está, pues voy muy de vez en cuando. Es el mejor sitio si eres amante del pollo o del picante -o de ambos juntos- y está bastante bien como concepto como bien explica @JuanraDoral desde la Trinchera . Mezcla de África y Portual, ahi queda eso.

Byron: amantes de las hamburguesas... ¡pasaros por aqui! Como tengo la oportunidad de conocerlo de primerísima mano puedo decir que la carne que utilizan es la más fat free, la más fresca -delivery a diario- y de los pocos sitios que pueden cocinarla medium rare -vuelta y vuelta- ya que su proveedor es la mismisima granja escocesa de Marcus Miller, si, los mismos de la superexquisita OXO Tower! Vale, no son baratas, pero son las proper burgers más reconocidas del lugar y eso hay que pagarlo, de hecho la cadena está subiendo como la espuma y en menos de 4 años tiene más de 24 restaurantes en Londres en los sitios más cool de Londres, como mi favorito en Jamestown Road en Camden Town! Cada mes lanzan una nueva hamburguesa y tienen hasta su propia Byron pale Ale (riquísima, por cierto!.

Prezzo: son los italianos "de bien". Los restaurantes son pequeñas joyas arquitectónicas, espacios modernos y con buen servicio. Abrieron en Londres allá por el 2000 y ya tienen más de 160 locales en todo el Reino Unido. Está reconocido con un montón de premios, desde el PAPAS de pizzas y pastas hasta el MIDAS del mejor sitio casual para salir a cenar. Ahi llevé a mi jefa cuando vino a Londres y fue un acierto. Si te encaprichas de dos platos de pasta te ponen de los dos en el mismo plato y ale, ¡a disfrutar!

La Bella Italia: este es el italiano low cost. Si somos unos exquisitos del buen servicio olvídate, para eso vete al Prezzo. Aqui tienes que sonreirle mucho al camarero para que te haga caso y con suerte tengas la bebida antes de que llegue tu comida. Hay ofertas interesantes y mis famoritos están en Duke Street (cerquita de Oxford Street) y en Leicester Square.

Pizza Hut: si, ríete tú de Pizza Hut. Los hay por todo Londres pero sobre todo cerca de tiendas (ya te habrás gastado el dinero, jus jus jus) como Oxford Street y Covent Garden y tienen la famosisima oferta del weekdays de 3 a 6 donde puedes comer la pasta y pizza que quieras por 6 pounds. Es de los buffets más famosos y pueden verse carteles por doquier de su free unlimited salad -que dirás, quien quiere salad cuando tienes pizza... pues también-.

Wahaca: decir Wahaca y decir México lindo es la misma cosa. Tienen un rollito mercado, comida sana y limpieza que me ha sorprendio gratamente. Quizás he ido a demasiados mexicanos con comida grasienta y sensación de poco limpio. Aqui ocurre todo lo contrario, el concepto es más cuidado y va más allá de la comida, animan a los clientes a plantar sus propios chilis y a difundir la cultura gastronómica mexicana del color y la variedad. Simplemente genial.

La Tasca: Es malísima, pero es la cadena española más conocida junto a Cambio de Tercio y si lo que quieres ver son más restaurantes typical spanish puedes leer mis brand experiences aqui! Aqui nos echamos unas risas, la primera vez que fui nos atendieron tan mal que tras mi queja me dieron un vale para una botella de vino en mi próxima visita. La segunda vez ya nos hicimos amigas de los camareros y la cosa cambió mucho, es que en cuanto vas a un restaurante español aqui la historia ya te la sabes, ingenieros, arquitectos o whatever, ¡todos a lo mismo! que si el inglés (ja!), que si el cambio de aires, que si un añito sabático, que si mi novia me dejó y necesitaba salir de mi ciudad... ¡excusas, excusas! todos queremos un añito de relax en cuanto a obligaciones patrias.

Voy a recomendar dos más pero por encima, es decir, que voy mucho pero por necesidad, no por placer. El primero es Pret A Manger, ese sitio donde me negaron hasta tres veces, como a Jesús. Básicamente tenemos sandwiches frescos a diario, comida sana -dentro de lo que se puede considerar un sandwich- y wifi gratuito. Otro con wifi gratuito y sandwiches es mi amado Nero que, además, suele tener enchufes disponibles porque no nos engañemos, si vienes a Londres de visita querrás hacer checkin o subir fotos y eso a tu smartphone le cuesta un riñón y el 70% de la batería. Eso si, recuerda que aqui hay enchufes de tres clavijas y que por muy cosmopolitas que sean, eso te lo tienes que traer tú de casa. Estos son buenos si vas a estar solo unos días, comes rapidito y sigues viendo cosas, pero sin abusar, recordemos la operación pibón...

jueves, 24 de mayo de 2012

Mis plegarias han sido escuchadas y es tiempo de sol

Y no sólo sol. La ciudad está exhultante de energía con el Jubilee en plego apogeo y conmigo misma buscando modelito para los eventos de la semana próxima -inspirados en la década de los 50 y 60, cuando Isabel comenzó a reinar- y con la cuenta atrás -esta vez ya verdadera- de los Juegos Olímpicos.

Las últimas rutas nos han llevado a conocer Stonehenge -desde que llegué a este país lo tenía en mis primeras lineas de las 101 cosas que hacer en mi añito en Londres- pasando antes por Bath -la imponente ciudad donde Jane Austen escribió Orgullo y Prejuicio o Sentido y Sensibilidad- y por la grandiosa catedral de Salisbury -en la que se inspiró el mismísimo Ken Follet para escribir uno de mis libros favoritos, Los Pilares de la Tierra-. No sabría decir cuál de los tres lugares mereció más la pena porque aunque estas excursiones son al más puro estilo Micralax, los disfrutamos muchísimo y yo sentí que estaba viviendo algo histórico, digno de resaltar en los life events del timeline de mi vida.


Bath estaba a punto de ser punto de encuentro de la antorcha olímpica asi que como últimamente casi siempre en Londres, estaba repleta de banderas británicas: escaparates, colegios, casas y empresas, todos volcados para recibir el símbolo de la deportividad.

No dejo de pensar que si a Madrid le dan los Juegos habrá un montón de gilipollas atacando la bandera española y desde ya, siento vergüenza ajena.





El centro de Jane Austen, la Abadía de Bath, sus impresionantes jardines sobre el canal, los Baños Romanos y los campos de flores amarillas que rodean la ciudad. Es algo impresionante. Aqui fue cuando mi amiga Sandri me explicó que de ahí viene la fama de la exquisita miel inglesa y otras perlas que a ella siempre se le ocurren.

Tras casi perder el bus en un acto de "mi reino por un McFlurry" nos dirigimos, Norma a la cabeza, hacia la ciudad de Salisbury. Aqui sólo catamos catedral, una de las cuatro copias de la Carta Magna, una preciosidad gótica que deja sin aliento y todo en cuestión de menos de dos horas.





Camino de Stonehenge, nos habían dicho de todo, ni las piedras son tan grandes, ni pagar 8 libras por la audioguia merece la pena... pero a nosotras sí nos mereció la pena, y mucho. Nos sorprendió ver alrededor del monumento rebaños de ovejas -y a mi me sorprendió ver cómo la gente les hacía fotos e intentaba tocarlas ¿pensarían que eran ovejas de la Edad de Bronce?- pero vivir la historia, escucharla en español y sobre todo la parte de los mitos que intentaban explicar porqué y cómo trasladaron, moldearon y colocaron semejantes piedras desde Gales, me ponía la piel de gallina.


En fin, que estos días sigue la inspección y el plan para una próxima ruta, mientras tanto me lo pienso tomando un Pimm's, no son listos ni nada estos británicos...


viernes, 11 de mayo de 2012

Día 46. Aún no sale el sol. La mayoría estamos bien, pero no sabemos cuánto aguantaremos así

Ya se que hay mucho yonki que piensa que Londres es guay porque "cuando sale el sol lo disfrutas más" o eso de que "tras la lluvia siempre aparece un hermoso arco iris".

Pues no.



Es mentira.


No siempre sale un arco iris.





Necesito SOL.

martes, 8 de mayo de 2012

Cutty Sark, Greenwich y el O2 Arena

Hay que echarle valor al Londres de la lluvia para salir a conocer nuevos rincones, y aunque Greenwich no es un rincón en sí mismo, sino que es visita obligada, he tardado casi nueve meses en pasar al sur del Támesis para ver el prime meridian. Increíble, ¿no?

Lo primero que despista... ¿pero cuál es el tube más cercano? Nosotros llegamos en DLR -aun sigo sin entender este sistema-mal conectado con el metro- y salimos al lado del río y muy cerquita del Cutty Sark que estaba a punto de reinaugurar su ilustrísima majestad.

Con más de 130 años de historia, el Cutty Sark es, junto al Victory del Almirante Nelson, el barco más famoso de la historia naval de Gran Bretaña. Originalmente cubría la “ruta del té” (si señoras y señores, ¡no whisky! como pensé yo, jejeje) entre el Mar de China y la capital del Imperio Británico. Es algo que merece la pena ver, pero llegamos 4 días antes de la apertura asi que me va a tocar una segunda visita cuando el tiempo mejore.

NOTA: El nombre Cutty Sark deriva del poema de Robert Burns "Tam O'Shanter", en el cual una bella bruja llamada "Nannie" corre una noche tras Tam cabalgando en su yegua gris. Llevaba puesta solo su Cutty Sark, que era una camisa corta hecha de lino de Paisley (de colores y dibujos vistosos). En el poema ella estrecha su brazo y agarra la cola del caballo, y por esa razón su imagen en el mascarón de proa del barco la muestra con su brazo izquierdo extendido.

Greenwich is the home of Greenwich Mean Time (GMT) and the Prime Meridian of the world.

Directamente y tras pasar por la casilla de salida para tomar un café nos hicimos el recorrido desde el Greenwich Park (Patrimonio de la Humanidad por Unesco) hasta el O2 Arena (supercaminata!): the National Maritime Museum, the Queen's House y el Royal Observatory. Es precioso y muy muy verde, como casi todos los parques y jardines de Londres y no, no llegamos a ver el meridiano. ¿Tiene delito? No lo sé, es un símbolo si, pero también pasa por Huesca, ¿no?






Como toda la zona del este, Greenwich también está de lanzamiento y crecimiento a la espera de unas olimpiadas en condiciones para hacer cajas. En los últimos meses se han abierto decenas de restaurantes que compiten con su famoso mercado y con los pubs más tradicionales de la zona. ¿Y luego que? Al terminar nuestro paseo llegamos a esa maravilla de la arquitectura y el consumo llamado O2 Arena. no se por qué yo pensé que era un sitio sólo para conciertos y deportes, creo que me imaginé una especie de Palacio de Deportes en Madrid pero no tiene nada que ver. Es una mezcla de Wesfield con El Corte Inglés más los cines IMAX con un pedazo de área para conciertos (que son bastante frecuentes) cuando íbamos actuaba un indio muy famoso -en la India, y entre los indios- y mucha publicidad de O2, no es para menos. Antes era conocido como el Millenium Dome y se construyó allá por el 2.000 para conmemorar la llegada del tercer milenio y albergar una exposición -que debió de ir bastante mal-. Con lo que en 2005 llegó Telefónica con sus euros convertidos a libras por aquel entonces y se llevó para casa un lindo recuerdo. Fin.



El O2 es la mayor estructura de techo único del mundo, lo llaman o el dome (la cúpula) o state-of-the-art concert arena o multi-purpose indoor arena located in the centre of The O2, a large entertainment complex. Externamente se asemeja a una gran carpa blanca con torres amarillas de sujeción de 100 m de altura, una por cada mes del año o cada hora de la esfera del reloj, representando el papel jugado por el Tiempo Medio de Greenwich. Su planta es circular, de 365 m de diámetro, uno por cada día del año, con bordes ondulados. Se ha convertido en uno de los edificios singulares más reconocibles del Reino Unido, fácilmente visible desde el aire.

A mi me pareció el paraíso del ocio y las compras...


Historia de cómo aprendí inglés (parte dos)

El aterrizaje en Londres... y mi tartamudez

Es increíble la frustración que uno siente cuando tiene muchas cosas que decir pero no es capaz de expresarse con claridad, una pronunciación adecuada y en definitiva, decencia. Asi que la solución inicial es el silencio. Error. Ahora lo sé, habla, habla, pregunta y sé pesada (o pesado) y pide que te corrijan -pocos lo hacen-. Aún recuerdo mi primera entrevista en un Pret A Manger de Holborn... que prácticamente la hizo mi novio, ¡pero es que no me salían las palabras! Intentaba llevarme la conversación de casa. Do you have any vacancy? Could I do an application form? y fórmulas por el estilo, pero cuando uno obtiene la variedad de respuestas ahí llega el drama. Mi inglés era para llorar (y eso que se supone que ya tenía tercero de la escuela de idiomas, o sea el FIRST) asi que me entraban unos agobios que no entendía muy bien, ¡con lo sociable que he sido yo siempre! Da igual, aqui tienes que volver a hacerte a tí mismo.


Pero no pasa nada, en cuestiones laborales la virgen vino a verme y en pocos días comencé a trabajar en Hammersmith en un restaurante español de camarera y olé. Pero ups! Aun no tenía un hogar! El amigo Gumtree era más un reto que una ayuda, hombres que ofrecían su cama, parejas que ofrecían su sofá, amigos que alquilaban un colchón... y yo que ya estoy mayor para estos trotes quería una habitación para mi solita, ¡y con internet! ¿Acaso pido tanto? Encontré la habitación de mis sueños en la que luego sería mi casa en una entrevista de lo más catastrófica -asi es, aqui te hacen un casting hasta para buscar compañero de piso, asi que ya puedes sonreir, yo los primeros meses parecía lela, todo el rato sonriendo para no parecer una borde porque no daba conversación- asi que de nuevo mi novio me salvó la vida echándome capotes y haciendo de traductor. ¿Qué ha dicho la rubia? ¿Por qué os reiais antes? ¿Cuánto ha dicho que tengo que dejar de bond? Un mal entendido en estos temas de business ¡puede ser fatal! Total que esa noche me comunicaron el veredicto: the room is yours, congrats! Mis nuevos compis de Nueva Zelanda y Australia me garantizaban un mínimo de conversación en inglés ¡bien! Mi trabajo como camarera me garantizada siempre la misma conversación con los clientes, pero también en ingles ¡otro bien!

La academia fue sencilla, Google Maps es el mejor invento desde el chocolate asi que entro cada día casi más que a Facebook. Hi, Callan Method! Asi que encontré una academia barata y cerca de casa y del trabajo y con Viento, aquella bici azul, ¡tardaba menos de 5 minutos! Nice, en un mes había logrado mi rutina. Ahora tocaba a hacer los deberes. Los hot spots para mi son:

HMV. ¡DVDs originales a 3 libras!
Evening Standard a diario, ¡con subrayados y todo!
How to  influence, de Jo Owen, mi primer libro en inglés (en Londres, se entiende, en el cole me leí, como todos, a Oliver Twist, el Fantasma de la Ópera...)
Grammar in Use (intermediate)

Y aqui a eso de los 3-4-5 meses eso de "el inglés va llegando". Mi madre: ¿ya sabes inglés? Mi tía: a ver si aprendes inglés rápido para que vuelvas pronto a casa. Mis amigos: seguro que ya sabes un montón de inglés.

No - NO - no - nooooooooooo

Logro 1. Controlaba las conversaciones cotidianas del trabajo y de casa. Pillaba el método Callan. Facilidad para las transacciones del banco o el móvil -aqui cuando ingresas dinero no te piden ni tu nombre, asi que todo hay que dejarlo muy clarito con una sonrisa, un please y un excuse me-.

Logro 2. Me hacía con la ciudad. Aceptaba que en diciembre a las 3 y media de la tarde anochecía y que los días son, en general, de color gris. ¡Ya tengo dinero! Primeros viajes, aventuras y ¡compras! Soy feliz con el weekly payment.

Logro 3. Busco mi primer swap, Vincent, que resultó ser un fiasco al final.

Logro 4. ¡¡Entiendo a los extranjeros de cuya lengua materna no es la inglesa!! O sea italianos, pakis, indios (con los que viví luego), albanos y lo que se me pusiera por delante.

Logro 5. Hago mio el sistema: "Escucha una frase, entiende al menos una palabra y a partir de ahi inventa y contesta sobre lo que creas que está tratanto la conversación". Si has entendido mal no pasa nada, probabemente no vuelvas a ver al otro sujeto. Si no se entiende tu respuesta tampoco pasa nada, vuelve a intentarlo con otras palabras o mejor... ¡con gestos! Ese si que es un idioma que he perfeccionado en Londres.
  
YO TAMBIÉN creo que los ingleses utilizan muy a la ligera palabras como exciting, darling o enthusiastic

Y como no, tras los primeros logros llegan las primeras decepciones con el idioma, el estancamiento, la vagancia, el curso de marketing en la universidad, dejo el trabajo y empiezo uno nuevo... y peor, me voy a casa en Navidad peeeero... ¡volveré!

Y volví para pasar la Nochevieja frente al Big Ben.
(continuará)

lunes, 7 de mayo de 2012

Historia de cómo aprendí inglés (parte uno)

Cada uno tiene su propio estilo a la hora de aprender un nuevo idioma -y sino mira Tarzán, cómo poco a poco de su innata naturaleza de hombre y su limitado vocabulario basado en gruñido-suave si está contento y gruñido-a-voces si está cabreado obtuvo una variada y divertida mezcla de palabras- pero yo no soy Tarzán ni voy de liana en liana y mi reto con el inglés siempre estuvo ahí, paralizando mis ganas de progresar en la empresa, de asumir nuevos retos profesionales, la visita de ciudades de habla inglesa (un turismo con la lengua de la zona es mucho más rico) o el visionado de grandes películas o series en VOS porque tenía que concentrarme tanto para entender, leer los subtítulos y seguir la trama que lo dejaba por... intenso.


Algunas son limitaciones del día a día, otras, como la parte profesional, te hacen sentir cada día más torpe en el desarrollo de tareas sencillas mientras tus compañeros -con su Advanced bajo el brazo- tiran millas y lo mismo te traducen una nota de prensa como te cogen el teléfono de la responsable de coordinación internacional de la cuenta que estás llevando.

No hubo un hecho en concreto que me llevara a dejar mi trabajo, fueron muchos. Me gustaba mucho lo que hacía, me veía reconocida y el ambiente era muy bueno, pero el día a día me estaba mandando señales -que sólo yo percibía, claro- como aquella vez en la que el Help Desk de Europa (este ente que está ahí en muchas compañías internacionales y que nadie pone cara ni conoce in the flesh) me intentó localizar al teléfono para que le explicara en mi inglés de Potes qué le estaba pasando a mi ordenador y porqué se tragaba carpetas y documentos en respuesta a la dieta Dukan que yo intentaba hacer para estar mona para las tres bodas de ese verano. Imposible, cuando veía entrar la llamada de internacional ponía el teléfono en silencio y le decía a mi amiga Meri de recepción: ¡¡pásamelo a la sala!! que nadie me oiga hablar inglés por Dios -los españoles y nuestro complejo con este idioma, a Dios pongo por testigo que a mis hijos los voy a mandar directitos a un colegio bilingüe, ¡como si no tengo para vestirlos!-.

Rozaba el patetismo pero yo sabía cuál era mi problema y sabía que no se solucionaba yendo a más clases, Escuela Oficial de Idiomas, profe particular en casa o en el trabajo, Wall Street Institute, nada funciona cuando tienes un hándicap como el que yo tenía... ¡el miedo! Y tú dirás: anda, cómo vas a tenerle miedo a un idioma, ¡que no muerde chica, ni engorda!. ya, pero supongo que el complejo le entra a uno y ni se entera de cuando se instala en tu hipotálamo... asi que tomé la decisión, si uno le tiene miedo al agua se tiene que tirar a la piscina, si uno le tiene miedo al inglés se tiene que ir a vivir a una ciudad donde se hable inglés... y como dirían en Provincianas, nadie dijo que sería fácil esto del éxodo rural... asi que mi siguiente paso tenía que ser una ciudad aun más impresionante que Madrid, ¿Qué tal Londres? ¿Qué tal un año? -tengo novio, y aun recuerdo mi última cena con las del equipo y el run run de "las relaciones a distancia NO FUNCIONAN"- a trabajar de lo que sea (la frase más repetidas en los foros) porque me voy sin muchos ahorros pero centrando el tiro, no quiero que sea un año perdido para mi carrera profesional, asi que me planteé que como fuera, algo interesante tenía que aparecer en mi currículum.

1 de junio de 2011. Mi madre. ¿Vas a dejar el trabajo? Pero si eres indefinida, ¡y con la crisis que hay! ¿Y cómo te vas a ir a Londres? Ay Dios mio, esto es una locura piénsatelo bien que cuando vuelvas no vas a encontrar nada -ahi mi madre dandome buenos ánimos como buena progenitora y siempre poniendo a Dios como testigo para que conste en acta-. Resto del mes. Los amigos. ¿Ah pero al final te vas? Ya verás como al final no te vas... ¿Pero Silvi cómo te vas a ir? Voy a verte fijo. ¡Silvi no te vayas! 1 de julio. El trabajo. Pero, ¿estás segura? Mira Movellán que con esta idea ya llevas mucho tiempo y siempre te digo lo mismo: Currículums con inglés tengo muchos, pero eres tú a la que queremos conservar con nosotros y la que cada día hace cosas mejores para los clientes -tenía un director genial en mi empresa, como se puede entender por sus comentarios de ánimo cuando me marché-. 1 de agosto. Mi novio. Nos vamos a Paris unos días de vacaciones y de despedida. He estado pensando y me voy contigo unos meses al principio para ayudarte (mi novio habla inglés). 16 de agosto. Yo. London, there we go!
Ni siquiera fue el inglés el motivo determinante para "dejarlo todo" (¡temporalmente!). Pero tenía ese gusanillo del "ahora o nunca" o del "woow vivir en Londres estaría genial" o simplemente vivir en otro país. Temía que entrar en la rutina de seguir evolucionando profesionalmente me impidiera hacer algunas cosas que tenía en el tintero, nunca me fui de Erasmus (la idea de estar ebria 6 meses de mi vida no me llamaba cuando estaba en la universidad y prácticamente esa era la idea que transmitían los que se habían ido) y sentía que quería hacerme un Vente pa' Alemania Pepe en versión Silvia Movellán. Me vine con la mente abierta. Y aprendí muchisimo. Y sigo aprendiendo claro, peeeero...

sábado, 5 de mayo de 2012

Mis básicos de belleza capilar (ouu yeahh)

El otro día paseando por Camden con @TxemaMarin me sorprendió el dueño de una tienda diciendo que le encantaba el estilo de mi mochila-bolso de cuero y que si le podía hacer unas cuantas fotos -para plagiarlo imagino, no creo que sea para su blog de cosasguaysquellevanlaschicas.blogspot.com- y hoy en el trabajo mi compañera Celia (la que cada día lleva las uñas de un color, literal, no cada uña de un color, ¡cada día se cambia la tonalidad de sus 10 uñas!) me ha dicho que tengo un pelo precioso, que cómo hago para que me brille tanto. ¿Qué me está pasando? ¿Me estoy convirtiendo en una trendsetter? ¿Estaré a punto de colapsar espacio-tiempo comprandome un Amazona de Loewe? ¿Figurará mi nombre en la guestlist de algún evento de moda molón? ¿Seré la siguiente it girl de Polaciones?

No hay duda. Me sentí experta y por momentos dudé si contarle eso de la cerveza y el aceite de oliva que tantas veces he oído por ahi, pero no me vi lo suficientemente confident para pulling one's leg so I told her my story...

  • Uno, importante, tengo el pelo tan fino que se me hacen unos nudos que ni los de los barcos. Asi que me acondiciono con la tan famosa marca Aussie -aun recuerdo cuando pensaba que "Aussie y Kiwi" eran orientaciones sexuales "torcidas" de oriente próximo...- ¡que huele genial!
  • Dos, la única plancha que hay en esta casa es la de mi pelo, asi que podrás imaginarte que cuando sale humo de mi habitación no estoy mandando señales (ni cocinando) sino que "me estoy planchando", literalmente. Y eso muchacha hay que protegerlo, meterle cada día 200 grados no puede ser bueno, ni que fueran las turbinas del Titanic... Uso el de TRESemmé por casualidad, digamos que mi novio lo vió y dijo ¡para Silvi! ¿Que si hace su función? No se, mi pelo tiene tanta tralla encima que no se si sigue ahi o ya ha dejado de pelear... lo que si me parece es que no brilla tanto como cuando usaba el de schwarzkopf, que en cuanto lo vuelva a encontrar me lo pillo, no recuerdo el nombre, pero decía algo de seda y queratina... ¡vamos, que ni hecho para mi!
  • Tres, mis puntas abiertas, mis grandes enemigas, mi peor pesadilla -vamos, lo que hablamos de que una mira para Brighton y la otra para Edimburgo...- antes usaba el serum de Deliplus (que iba bastante bien) y ahora por casualidad también, tengo otro de TRESemmé que me convenció con un simple y gigantesco SPLIT REMEDY, que vendría perfecto para muchas relaciones...

Tengo que decir que le aclaré como pude a Celia que no me gusta eso de poner tantos productos en el pelo justo después de lavarlo, joder, a veces creo que se ensucia antes metiéndole tanta caña! En fin, que vamos, que ahora que soy una trendsetter las marcas deberían pagarme para que me ponga sus cositas en la cabeza, ¡he dicho!

Sincerely,
Silvia

jueves, 3 de mayo de 2012

Olympic Games: sí al patriotismo #ProudOfBe by P&G

Ya que hace unos meses hice las pruebas para los Olímpicos y voy a tener la oportunidad de trabajar en este pedazo de acontecimiento histórico, creo que toca hablar un poquito de lo que se está moviendo en la ciudad en los preparativos previos a la locura. Los sponsors están más que listos para gritarle al mundo que Londres está preparado y que los británicos están orgullosos de mostrar al mundo de qué son capaces. Esa es una de las características que más me gusta de los ingleses, su #ProudOfBeBritish, que lo lucen allá donde van.

(Estas cosas las digo sin respirar porque son importantes)
Por mucho que algunos eruditos griten que el sentimiento de orgullo hacia un pueblo o una nación es de catetos y que alardeen de las palabras de Vargas Llosa: "Detesto toda forma de nacionalismo, ideología provinciana, de corto vuelo, excluyente, que recorta el horizonte intelectual y disimula en su seno prejuicios étnicos y racistas, pues convierte en valor supremo, en privilegio moral y ontológico, la circunstancia fortuita del lugar de nacimiento" parece ser que muchos se olvidaron de la parte positiva y constructiva, de amor a la patria, al hogar y a las personas que lo conforman que es lo que toca defender en este tipo de competiciones a nivel mundial -y muchas veces en conversaciones con amigos que no cesan de quejarse de que esta España es lo peor (vete entonces, y aprende a amar otro país más, si es que puedes)-: No hay que confundir el nacionalismo con el patriotismo, sentimiento sano y generoso, de amor a la tierra donde uno vio la luz, donde vivieron sus ancestros y se forjaron los primeros sueños, paisaje familiar de geografías, seres queridos y ocurrencias que se convierten en hitos de la memoria y escudos contra la soledad. La patria no son las banderas ni los himnos, ni los discursos apodícticos sobre los héroes emblemáticos, sino un puñado de lugares y personas que pueblan nuestros recuerdos y los tiñen de melancolía, la sensación cálida de que, no importa donde estemos, existe un hogar al que podemos volver.
 
 
Yo más bien creo que ser un sin patria no es más que otro sentimiento vacío de indiferencia hacia sus raíces. Por eso muchas de las campañas que nacen con los Olímpicos de Londres tienen cabida en este país y no sirven para cualquier otro, tanto por las marcas y la implicación de las compañías que hay detrás como de los ciudadanos independientes, que sienten que un poquito de ellos también es protagonista este verano.

Procter & Gamble pone al servicio de 11 deportistas de distintas disciplinas su presupuesto en un apoyo incondicional y en el seguimiento de su evolución en los entrenamientos. Así Gillette apoya en natación, Pantene en ciclismo, Fairy en atletismo o Braun en sincronizada.
Y eso por no hablar de su famoso viral sobre "el mejor trabajo del mundo" en su campaña Proud Sponsors Of Mums.


Pero la más potente para mi es la de London Capital Clean Up  que ya presentó Boris Johnson de la mano de la marca para buscar ¡voluntarios para limpiar la ciudad! ¿Existe esto? ¡Si! ¿De dónde pensáis que sacó Ana Botella la idea de que los voluntarios hiciesen el trabajo de algunos funcionarios en Madrid? -así a grandes rasgos, yo lo llamo efecto mariposa, se oye un susurro de que la gente limpia gratis las calles en Londres y ella lo convierte en disparatada idea revolurionaria-.


Pero no es la única campaña que recluta voluntarios para embellecer Londres: Love Clean London es casi más arrebatadora si cabe, a través de una aplicación tú indicas donde ves una esquina sucia, una acera defectuosa o el vómito de una ardilla, ellos lo registran, lo estudian y... ¡lo solucionan! ¿Pueden ser más eficientes estos British? ¡Si!

Help Us to Get London Ready es el grito de guerra de P&G bajo el paraguas de JOINING FORCES y Let's get cleaning, the World's coming round.

¿Puede ser más políticamente deportivas estas campañas? Algunos pasarán olímpicamente (nunca mejor dicho), pero a muchos les tocará la fibra patria. Por cierto, la planificación es tremenda, vamos, ni el #15M! la zona a limpiar, la que nos venga mejor según fecha, horario o barrio y actividad, que varía desde recoger basura hasta pintar una valla o plantar árboles o flores.

¿Que si yo voy a limpiar? Dejémoslo en que no limpio en mi casa cómo voy a limpiar en la calle esta vez no, si a Madrid le toca en 2020 me lo pensaré.

Y todo esto y mucho más ha revolucionado uno sólo de los patrocinadores, espera y verás, corriverás.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Cómo se atreven los ingleses a hablar de sequía...

Odio la lluvia. Es salir de casa y encontrarme con "señoras que" no saben circular con paraguas. #mátamecamión que dirían algunas. Me debato entre empujarla y mirarla mal pero se que no tiene remedio, es su ciudad y su destino, estaré unos meses más compartiendo la isla y luego volveré al sitio al que llueve menos. Odio la lluvia. Porque tengo el pelo del género crispado, yatúsabeh, y me paso mi plancha, mi acondicionador y mi protector para el cabello para salir y que de repente cada pelo desafíe la gravedad y mire uno hacia Brighton y otro hacia Edimburgo. Odio la lluvia. Y este tercer y último motivo es el mayor handicap de esta fascinante ciudad.

Pero lo más gracioso del tema es que una de las compañías abastecedoras de agua más importante -Thames Water- lleva un mes luciéndose con el siguiente claim: "Estamos en sequía" (más o menos), vamos dice algo asi como que no podemos hacer que llueva pero que usemos, plis, menos agua. Y es que como diría mi amigo de Guirilandia: "El clima británico no perdona y cobra su peaje por aquellos 10 días de sol contínuo en el mes de marzo", ya que se ha registrado el mes de abril más lluvioso desde que se comenzaros las mediciones hace más de un siglo, con unas precipitaciones que doblan la media histórica del mes.
Además se han declarado hasta 152 alertas por inundación en Inglaterra y Gales (con la cuenta de Calleja... ¡5 alertas al día! ¿se puede vivir asi?) y encima reclaman que "llevamos dos años de precipitaciones excepcionalmente bajas".

Ha sido amanecer 7 días seguidos de sol y las agencias de publicidad como locas a por al clavo ardiendo del cambio climático. ¡Sinvergüenzas! ¡Hay que viajar más! Y ver mundo. ¿No tendrán tarifa plana estos creativos?


Y termina el mes de abril. Que ha estado patrocinado por Hunter.


-------------------- ¡ACTUALIZAMOS! -------------------

A 3 de mayo parece que en Thames Water se han dado cuenta  de que su campaña estaba ubicada en otra fecha y en otro planeta y hoy, han lanzado ¡la buena!

Bravo, no hay mejor publi que la que está bien pegada a la actualidad y sobre todo, a las quejas de los contribuyentes porque hace semanas vuelvió a entrar en vigor la hosepipe ban o prohibición de la manguera (que básicamente consiste en multar aquellos ciudadanos que según las autoridades, utilicen el agua a manguerazos y de mala manera: lavar el coche, llenar la piscina, regar las flores) el aluvión de quejas porque se reintegre el valor de la multa a muchos ingleses ha provocado una respuesta de la compañía abastecedora de agua... ¡y que cada uno lo entienda como quiera! Lo más curioso es que las multas pueden llegar a ser de 1.000 libras, y se anima a los ciudadanos ¡a que se denuncien entre vecinos! ¿Estamos locos?

- Aqui reportando desde Regent Street con Oxford Cirsus, estoy viendo como mi vecina la divorciada está avando el coche de un hombre, ¡y no es su marido! Y mientras lo lava el hombre la toca y la besa. Esto más que manguerazo es desorden público ¡oiga! ¡Y con poca ropa!.




Esas noticias me recuerdan a algunas ocurrencias de los Gobiernos españoles, cuando hablan a los ciudadanos como si estos no supieran en qué mundo viven y que al final, lo que les interesa es la pela, ¡malditos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.