lunes, 26 de marzo de 2012

Lo que viene en abril

  • Second season Game of Thrones
  • The very final of Desperate Housewives
  • Mirror Mirror & Snow White and the Huntsman
  • Ropa de primavera
  • Viaje a España, y que sea lo que tenga que ser




miércoles, 21 de marzo de 2012

Cómo encontrar trabajo en Londres

No sabes las ganas que tenía de escribir una entrada como ésta.

Desde que uno se plantea emigrar hasta que compra el billete sólo de ida hay una ardúa tarea de documentación en internet que obliga a día tras día tener que buscar experiencias positivas de otros expatriados que te ayuden a afianzar tu, en ocasiones, débil decisión. Tenemos muchos motivos para irnos, si, pero también otros importantes para quedarnos. Un trabajo, un novio, los amigos, la familia, el abuelo enfermo, esa nueva afición que te encanta, esos divertidos compañeros de piso. Sólo nosotros sabemos la de autoimpedimentos que cada día nos inventamos para decir mejor me quedo aqui, que no estoy tan mal. Y luego está el amigo que te dice: "tú no te vas ni de coña". Pues si, me fui. No quise quedarme con el "¿y si lo hubiera hecho?" prefería el "ahora o nunca".

Asi que empiezo por las Guías para novatos o el Qué hacer cuando aterrizas, pero rápidamente llegamos al Cómo encontrar trabajo en Londres... que de algo hay que vivir. Lei miles, lo juro, buenos y malos, otros de llorar (nunca pensé que lo de los ratones eran tan real hasta que lo leí tan a menudo, y luego lo vi con mis propios ojos, menos mal que soy proanimales) y otras experiencias exitosas tipo Españoles por el Mundo que ya sabemos, editadas y con música inspiradora y sólo mostrando lo mejor, quedan geniales y arrastran a cualquiera al menos, a intentarlo. Pero yo vine muy documentada y me sabía el Londres está lleno de españoles, el cuanto mejor inglés tengas más rápido encontrarás curro o el fotocópiate currículums y patéate las calles. Ah, y miente, miente mucho y bien, quieren gente con ganas de currar y experiencia, no sobrecualificados con titulitis que vienen a aprender inglés.

Asi que ahí va la mía, o una de ellas, porque este será mi tercer trabajo pero la única vez que me tomé un poco de molestia en buscar bien:

NO LEER SI NO ESTÁS BUSCANDO TRABAJO, ES UN COÑAZO

Cómo encontré trabajo en Londres, by Silvia Movellán
Llegué con subidón tras unos días de visita en España, familia, novio, amigos y comida decente, pilas cargadas, algo de dinero en euros para pagar un mes de alquiler. Asi que decidí que podía probar, tras seis meses en Londres quizás era hora de tantear el terreno y "buscar algo de lo mío". Mi inglés había mejorado y sobre todo había perdido mi miedo a hablar, famoso allá donde pasaba que me había hecho cometer errores y perder dinero en decenas de ocasiones y que habían quedado como una mera anécdota. No quiero que esto me vuelva a pasar, y si me pasa, que no sea porque no sé inglés.
Me registré en una decena de portales de recruitment, desde agencias especializadas en Marketing y Relaciones Públicas hasta los típicos Monster o Gumtree. Actualicé mi Linkedin y me metí en los grupos de internships en Londres. Buscaba dos perfiles:
  • Becas en comunicación o marketing
  • Trabajo con un perfil que necesitase español
Hay muchas opciones, cuando empezaron a contestarme empecé a emocionarme. a mayoría me rechazaban pero no importaba, porque sabía que se habían molestado en abrir mi CV y eso ya era un avance. Me rechazaron de L'Oreal (un par de veces), de HP, de agencias de PR, en Cisco estuve finalista pero no me faltaba ningún crédito. Dificil pillar becas si ya tienes tres años de experiencia (¡oh, no!). En algunas me pasaba como con Infojobs, ves ofertas en las que cumples todos los requisitos pero ni te contestan. Frustación. Un par de entrevistas. No pasa nada. No tengo prisa. En mi plan la idea era poder trabajar en algo relacionado con lo mio cuando llevase aqui unos 8 meses pero abril llega. No pasa nada. Los planes están también para no cumplirlos.

Asi que tras algo más de una semana buscando sólo de lo mio decidí buscar algo con lo que ganarme el pan. Genial. Una de las experiencias más divertidas y enriquecedoras de mi vida. Estuve como 10 días probando aqui y allá. Ahi es cuando vi el Londres que todos los que adoran la ciudad ven: el Londres de la oportunidad, de la vida, del reconocimiento, del éxito. Reconozco que no había hecho muchas entrevistas (en España una, en Edelman, donde trabajé tres años) y en Londres dos (la primera en el restaurante español, donde tras el trainee me cogieron, la segunda en la tienda gótica donde para mi desgracia, también me cogieron). Ah y también una al principio con una madre pija de Clapham que era encantadora pero es que los niños nunca fueron lo mio, y además no sabía muy bien que decirle a la niña cuando me preguntó si me gustaba su unicornio de pelo morado (claro que... que me había dicho precisamente eso, lo descubrí depués).

Asi que ahora lo que quería era buscar un trabajo que me gustase, donde las horas no fuesen eternas como en la tienda, donde pudiese hablar con alguien, estar entretenida y si, divertirme. En Madrid me divertía en mi trabajo y no veía por qué aqui no. Aqui perdi los pocos escrúpulos que alguna vez tuve, ¿trabajar de cajera? ¿donde firmo? Si, reconozco que rellené algun application form para Tesco, Sainsbury`s y Morrison pero son un auténtico coñazo. Estás casi media hora para completarlos y tienes que ir perfil por perfil (es decir, si quieres ser chica de bakery en el Morrisons de Camden rellena todo esto). Asi que no me dediqué mucho a esa tarea.

Imprimí 8 copias de mi CV inventado para ser camarera, que era lo que me apetecía volver a hacer y me fui a Soho, a un restaurante donde me había recomendado el nuevo dueño de Los Molinos. No tenían sitio. Y luego Antonio me dijo que le habían dicho que yo era una chica muy nice, que seguro que encontraría algo rápido y si me cogen me iría de alli ¿ein? En fin. No quería volver a un restaurante español más que nada porque quería probar algo diferente. Británico tal vez, asi que al dia siguiente mientras pasaba con el bus por Tottenham me encontré la fiesta de selección de personal que contaba el otro día. Otra metida de pata. Nunca supe muy bien que contestar a ¿por qué dejaste Los Molinos? ¿Tan malo es dejar un trabajo para irte a casa en Navidad? Además me mudaba a la vuelta porque mi novio se volvía a España y quería trabajar cerca de Camden, pero eso créeme, no es un motivo suficiente, asi que con el tiempo desarrollé un: mi jefe vendió el negocio y el nuevo dueño se trajo su propio staff, sus tres hijas. Ole, más que creible. 

Cuando veía un sitio mono, de esos que dices: aqui me gustaría trabajar o aqui me traería a mis amigos si vinieran a verme entraba a preguntar por trabajo, en la mayoría me decian amablemente que había una llegada masiva de gente buscando trabajo y que se habían venido ahora para estar a tiempo para los juegos (¿ein? pero si duran un mes y va a ser cuando más caros estén los vuelos y la vivienda) y otros eran sencillamente gilipollas y muy bordes. Luego seguí en Gumtree, esa mina en la que lo mismo ecuentras mierda como el curro de tu vida y aqui encontré una de las agencias de recruiters para los Olympics, asi que probé. Con tan buena suerte que si, me cogieron, ya hice la induction y ahora me toca esperar a la siguiente formación. Pero claro los Juegos son a finales de julio y antes tengo que comer, pagar el alquiler e irme de compras, por ese orden. Y si puedo también apuntarme a una academia. Al día siguiente a primera hora tenía una entrevista genial en Gaucho, que era como una especie de restaurante argentino de alto standing en medio de la zona financiera de Liverpool Street, nada que no pudiera hacer o hubiera hecho ya en el otro restaurante, pensé yo, pero embutida en un uniforme de camarera macizorra. Pues bien, siempre con mi Google Maps en mano me dispuse a ir, pero como todo Londres está jodidamente jodido por las obras di más vueltas que el marsupial del Demonio de Tanzania, pregunté a obreros y a  jubilados, me decían ahi señorita tiene que estar cerca. Hasta que si, tras casi 40 minutos de retraso vi que en medio de una plaza, a modo de sitio cool y modernizado había una especie de restaurante transparente, es que es verdad, era como transparente, el verdadero restaurante estaba debajo y en la planta de arriba no había más que adornos y objetos raros. El chico que tenia que entrevistarme estaba metido en una reunión con las otras postulantas asi que una chica me dió un test con las preguntas estas típicas de donde te ves en cinco años y qué haces en tu tiempo libre que rellené en dos minutos y me fui. Y claro, nunca me llamó.

¡Briconsejo!
Hasta aqui puedo dar un consejo personal por las entrevistas que he hecho: no digáis que en cinco años os veis en España con un trabajo de los vuestro, no digáis que tenéis dos carreras y un master, no digáis que en dos años estaréis trabajando en la City, es decir, no seais sinceros. Decir lo que quieren oir, cuando dije que mi hobby era viajar me dijeron que quizás no tendría muchos días libres, cuando dije que había venido a mejorar mi inglés me dijeron que esto no era una escuela, cuando dije que en un tiempo quería trabajar en marketing me dijeron que querían gente comprometida con la empresa a largo plazo. Ellos quieren lo que quieren y tú quieres los tuyo, recuerdas eso de ¿La verdad nos hará libres? Pues olvídalo, tu nueva frase es: la ignorancia es la felicidad. Cuanto menos sepan tus nuevos jefes de tu estatus social, tus estudios y demás, casi mejor. A mi llegaron a preguntarme que cómo había pagado mis gastos en enero y febrero (mi trabajo en la tienda y mi estancia en España los omití). No se, son dos meses no dos años...

Asi que seguí buscando, mi amigo Juan me recomendó SSP (Food and Travel Experts), una recruiter que se encarga de los establecimientos de estaciones de tren y metro de Londres. Esa agencia es el Dios del reclutamiento, de verdad, cuando llegas y no tienes ni idea muchos se traen a su agencia pagada de España pero deberían saber que es ilegal que las agencias cobren por buscarte trabajo, por ley, y que la mayoría ya cobra a su cliente. En fin, tras tres horitas de formación general, un poco de tanteo con el inglés y jueguitos de rol, los 18 que nos presentamos a Euston salimos con una entrevista de trabajo para ese mismo día. A mi me tocó al Victoria Coach Station o lo que es lo mismo, la estación de buses de Victoria. Conocí al de recursos humanos de la estación, un tailandés en miniatura pero muy mono que me citó para un trainee al dia siguinte en Delice de France (haciendo bollos) y luego me tuvo una hora en el Burger King (haciendo patatas fritas) y otra hora en el Upper Crast (haciendo bocadillos) fue un día muy entretenido la verdad pero no me terminaba de convencer. Ahi fue cuando me dijo, el trabajo es tuyo pero necesito que la agencia consulte tus referencias ¿Ein? si mis referencias eran mi amiga Vero (porque recordaba su mail pero que no contestó) y un chico que acababa de conocer en la formación, un tal Matias, del que por supuesto no sabía ni teléfono ni nada pero que gracia a mis dotes de investigación localicé por Facebook para darle mis datos (en esas referencias, que deben de ser como las oficiales aqui, te preguntan cuando y como os conocisteis y cosas bastante personales). En fin que si me cogieron al final, con las referencias que me había dado Matias, pero que realmente no son taaan necesarias.

A última hora del día tenía otra entrevista en Covent Garden para The Icecreamist, me gustaba mucha la idea de ser heladera pero en la web ya había visto que su estilo era como de heladeras putillas del infierno, se autodenominan como "los agentes de lo cool". A esta entrevista mejor me hubiera quedado en casa porque me tocó el tío más desagradable del planeta, me tuvo esperando media hora pero luego, a los pocos segundos de hablar conmigo me plantó un "your English is not enought good" que me dejó por los suelos (quizás no tenía suficiente talla de sujetador??). Luego se me pasó rápido porque su opinión me importaba lo mismo que nada pero en el momento fue un capullo, menos mal que había quedado con mi amiga Sandri a utima hora para despedirnos de Oxford Street ese dia y me animó un poco.

En estos días hice alguna otra hasta que di con Byron, la cadena de hamburguesas más famosa de Londres, yo lo comparo con el Fosters o el VIPs en España pero mejor, pura carne escocesa y con muchos fans en la capital. Hice la entrevista con un chico majisimo al que le dije que mi afición era tener un blog y pasear por Londres. A los dos minutos me dijo que yo era su chica, que quería gente como yo en su equipo en el nuevo restaurante que iban a  abrir en Camden. ¡Camden, wow, al lado de mi casa! Yo aun no sabía para qué era el trabajo, si kitchen porter o cocinera y luego me aclaró que sería para bartender o hostess. ¿Podía yo tener más suerte? Había conocido ese sitio cuando los padres de Victor vinieron a verle en diciembre y estuvo genial, yo adoro las hamburguesas y la semana siguiente a la entrevista nos dieron tres dias de formación pagada más unas cañas en el Sport Cafe de lo más geniales. Hemos comido y bebido de casi todo y hasta que no abran el 28 en mi barrio estoy trabajando en Picadilly.

Y me siguen preguntando, ¿es fácil encontrar trabajo en Londres? Pues depende, más fácil que en España. Pero tráete un buen inglés y déjate en casa la vergüenza. ¡Y SUERTE!



domingo, 18 de marzo de 2012

Felicidades Mami

Aqui celebran el Dia de la Madre hoy y como no podia ser de otra manera, tengo a una gran mujer que agradecerle todo lo que me ha dado, lo que me sigue dando y lo que con certeza se que me dara. ¿Cuando deja una madre de ayudar a su hija? Le pregunte hace poco a la señora Esperanza. No me contesto, supongo que ella tampoco lo sabe porque es la primera vez que es madre con una hija de 26 años viviendo en el extranjero.

¿Cuando deja una abuela de darle dinero a su nieta mayor? Le pregunte a mi abuela (que tambien se llama Esperanza). ¿Y de coserle los botones de los abrigos? ¿Y de hacerle bufandas unicas e irrepetibles con los colores de temporada? Tampoco supo responderme, pues tambien es la primera vez que tiene a una nieta viviendo en el extranjero al norte de Europa y que ademas, no sabe coser. ¿Es posible que ademas de tener dos mujeres entregadas a ayudarme tenga una mas, mi tia y a la vez madrina, Rosi, que me escucha, me consuela y me apoya como si fuera mi segunda madre, como una amiga y confidente? Que me habla por Google Talk y no se hace ni una ligera idea de la ilusion que me hace que se moleste en aprender a usar internet aunque solo sea para decirme HOLA Silvi?

Para mi hoy es el dia en el que la mujer que ha sido madre ve reconocidos TODOS sus sacrificios, sus anhelos, sus preocupaciones. ¿Que seria de nosotros sin esas figuras femeninas trabajadoras y entregadas que nos preguntan como estamos aunque ellas no esten bien? ¿Que nos preparan dia a dia la comida aunque ellas no hayan probado bocado? ¿Que nos siguen ayudando economicamente aunque hace tiempo que reconozcamos que somos independientes y "no las necesitamos"? Si las necesitamos, las queremos, son ejemplo y modelo a seguir y en muchos casos los unicos referentes que tenemos para dar vida y seguir con su historia. Que orgullo siento hoy de haber tenido una madre, una tia y una abuela como las que tengo. GRACIAS. Y Feliz Dia de la Madre.


PD no tengo tildes en mi teclado hoy. Siento las faltas ortograficas.

viernes, 16 de marzo de 2012

Gastronomía española a lo British

Dentro de mi programa "Conoce lo español" estoy llevando a mi swap a todos los restaurantes españoles a los que mis amigos españoles no quieren ir y que yo me muero por pisar. Reconozco que no había comido tanto pimiento de padrón ni tanto pulpo en mi vida. Pero Craig, mi único amigo inglés, es un señor y en su desmedido british charm no sabe decirme que no a cualquier plan que le propongo.

Empezamos, como no, en Los Molinos, ese restaurante español en Hammersmith donde pasé de no tocar una bandeja en mi vida a solucionar problemas con los clientes y ser una especie de manager cuyas responsabilidades variadas pasaban por identificar el balsamic vinegar, los red hot chili peppers y las 101 especias que no podrían ni oler los clientes a riesgo de muerte instantanea -cuantas aventuras con las necesidades raras de los british, cuantas risas en la cocina, cuantas tortillas especiales, cuanto arroz con leche engullimos a las 12 de la noche...-. Siempre Rosana o Sabina, dependiendo de quien pinche esa noche. Sin duda hasta ahora, donde mejor español se come -y donde he llevado a casi todos los amigos que han venido de visita-, ¡no olvidar los mejillones!

Luego tocaban Salvador y Amanda, hasta ahora es el más mono de todos, situado en Covent Garden y con un espacio impresionante, varias alturas, reservados, la música no es muy española pero si pudimos oir algo de flamenquito. Las camareras que nos tocaron un poco setas y el precio por las nubes con tapas más bien pequeñas (vamos que si, nos pedimos tap water).

Luego está Carmen que es uno que está en Clapham Junction al que llegué por casualidad y al que no pretendo volver nunca. Hacia frio dentro del local y aunque las tapas no estaban mal, me tocó oir a los camareros catalanes decir estupideces del tipo: "los españoles tienen complejo de ser españoles, vamos que si pudieran serían catalanes" o "el catalán fue el primer idioma de la península ibérica". Oímos muchas teorías suyas más que me dejaron alucinada, se las contaba a un italiano que el pobre con sus problemas de lenguas nacionales ya tienen bastante (yo no tenía ni idea de que se hablaban tantos idiomas dentro de Italia hasta que llegué a Londres).

El último ha sido esta semana con Víctor, fuimos a Tendido Cuatro porque otro cliente nos habló de él. Pertenece a la cadena de Cambio de Tercio, que tiene un look bastante torero y otros locales como Capote y Toros o Tendido Cero, bastante conocidos por estos lares. Aqui en Londres se estila mucho eso de cobrarte un sobrecoste en las comidas -te incluyen un 8, un 10 o un 12% de total consumido- que generalmente no va a parar a los camareros. Aqui nos cobraron un 12,5% y la verdad es que comimos bien pero 1. Yo solo dejo propinas cuando el servicio ha estado bien, no cuando ha sido simplemente "hacer su trabajo" yo me curraba mucho que mis clientes se fueran con una sonrisa "debajo del brazo" o con una experiencia "en la cara" asi que quiero que hagan lo mismo conmigo sino, no se llevan mis dos pounds (y tampoco pago el servicio extra). 2. ¿Por qué el dueño me va a cobrar dos veces por la misma cosa?. Asi que comimos bastante bien excepto un pulpo un poco grasiento pero tampoco de repetir.


Mañana me toca otra cadena: La Tasca. Voy con Craig al de Covent Garden. ¡A ver qué tal se presenta!

----------------------------------------¡¡ACTUALIZAMOS!!----------------------------------------

Pulpo grasiento, pimientos de padrón frios, la camarera una inglesa borde que claro, como estaba atendiendo a un cumpleaños se le hacian los ojos chiribitas pensando en la propina y pasaba de las mesas de dos. Odio pasarme la noche buscando a un camarero para que me haga caso, que estoy pagando yo, ¡no ellos! Mamaita que locura, tras mi cena desastre con Craig en La Tasca nos quejamos y nos dieron un vale para una botella de vino para el siguiente día que volviésemos. A ver ¡que no queremos volver! Pero a un regalo no le mires los dientes asi que semanas después fui con una amiga donde ya todo fue mejor -la comida siguió siendo igual de grasienta e inexistente pero los camareros eran españoles y mucho más majos-.

Tras La Tasca nos quedaba uno que teníamos como referente hace tiempo, La Mancha, en Putney. Al más puro estilo de Los Molinos el dueño era un señor manchego que ahora lo ha vendido y el sitio tiene un nuevo dueño. Nos clavaron 70 pounds por la cena. No, no volveré porque es caro pero es verdad que la calidad es bastante bueno. Pero señores, ¿dónde se ha visto un service charge de 12,5%? No way... No merece la pena a no ser que de dinerillos andes sobrado.

jueves, 15 de marzo de 2012

Ni una casa más sin lavadora

Aunque he compartido pisos muchas veces, todas y cada una de ellas han sido diferentes. Además, como nunca he sido rica (en el futuro ya se verá) todos los pisos en los que he estado eran del gremio pobre. Que si entra frio por las ventanas, que si no ponemos la calefacción y nos paseamos por casa con el abrigo y la manta, que si las sartenes no tienen mango o sólo hay 3 platos, 6 vasos y 2 cucharas e incluso, que si aparece algun que otro bichito ajeno al contrato (cucaracha, araña, algun ratoncete en el caso de Londres).

Aun asi, siempre he tenido lo básico, a veces incluso nos las hemos apañado para conseguir muebles o electrodomésticos de amigos o de la inmensa e insólita "calle" -te sorprendería ver la de cosas geniales que tira la gente- pero mis amigas últimamente no veian con buenos ojos mi síndrome de diógenes asi que las últimas cosas que recogí salían por la misma puerta por la que habían  entrado. Aun recuerdo aquel pinball gigante que me encontré en la calle Toro... (en Salamanca).

lavanderia, londres, lavadora

Pero las cosas en Londres me han hecho cambiar de perspectiva, un poco por necesidad y por las circunstancias y otro poco porque sé que va a ser temporalsino otro gallo cantaría. Si no, ¿de qué se me iba a ocurrir a mi vivir en una casa sin internet y sin lavadora? ¡Eso no debería existir en el siglo XXI en el continente europeo! La conexión a internet fue de las primeras necesidades que solucioné (un contrato de dos años y una guerra que al finalizar tendré que afrontar, doesn't matter). Y luego la bendita lavadora... vivir sin lavadora me recuerda a mis años de internado donde, si quería conservar una prenda a la que tenía un aprecio especial, debia lavarla yo misma o tenía un 30% de posibilidades de que se perdiera, un 30% de posibilidades de que se modificara (desteñida, encogida e incluso rasgada) y un 30% de posibilidades de que estuviera en perfecto estado. El otro 10% era el robo, aunque es verdad que pocas chicas robaban porque es sencillo recuperarlo si se arma un motín femenino en una habitación donde lo único que no compartes es la cama y la ropa interior.

Aqui generalmente lavo mi ropa yo misma, y las prendas más complicadas vuelan a España dentro de mi plan de "por el triunfo del amor" donde mi novio y yo nos planificamos para vernos unos días cada tres semanas-un mes. Pero claro, no es práctico, y más si trabajas en un sitio como bartender, donde pones bebidas y milshakes sin parar. Así que toca buscar la lavandería más cercana, meter la ropa en una maleta y probar, por primera vez, "el sistema". No es difícil, Demos, mi lavandero checo, es un sol y termina haciéndomelo todo. Lavar son 3,20 pounds y secar (no me voy a llevar la ropa mojada en una maleta porque si no tengo lavadora en casa... menos tengo donde colgarla!) son otros 2 pounds. Si quiero que me lo haga Demos y yo seguir de parranda sólo tengo que pagar 1 pound más. Media hora cada "sistema" y sale perfecto para volver a casa. That's it!

lavadora, como lavar la ropa en londres

He aquí otra de las cosas que dije que nunca haría y que luego no cumplí: pagar por lavar mi ropa.
Situada justo debajo de "pagar por adelgazar" también tachada porque allá en mis años universitarios me enamoré de mi profesor de batuka y si, pagaba por verle bailar (y de paso adelgazar).

Yo también pensaba que el video de LOEWE era de El Mundo Today

He leido de todo. Desde que "cuando una marca intenta innovar los modernos y el propio sector os echáis encima" o "lo que pasa es que la envidia es un sentimiento muy español".

Gracias a Dios todos somos libres de dar nuestra opinión pero desgraciadamente día a día veo cosas que me hacen daño a la vista, ojalá a muchos se les cayera la conexión cuando vais a escribir chorradas, el hablar por hablar no es muy español, es muy de incultos ¡y de esos hay en todas partes!

Y otras ultimamente que hacen daño al orgullo que siento por mi pais, con sus cosas buenas y malas pero con su gente, que es lo que nos distingue. Un carácter español alegre, abierto, leal, y sobre todo trabajador y espabilado. Es que quitando cuatro tontos la mayoría de la gente que conozco es muy currante y avispada y luego me ponen un anuncio de una marca de lujo donde parece que no han tenido dinero para guionista, donde el vocabulario está geolocalizado en los años 80 (pero sólo el malo, el aberrante), su Made in Spain, sus superGUAYs, esa España cañí, la de los tópicos.
¿Loewe busca rejuvenecerse? ¿Dar una imagen de España de antes y de ahora? ¿Es que no hemos entendido la campaña? Lo que va a encontrar es que más y más poligoneras deseen tener una copia barata (también por el precio y el resultado)... Los bolsos son muy monos pero su agencia de publi no ha dado con una idea genial, sino con una idea de barrio o de tercero de publicidad y claro, el posicionamiento de la marca cae empicado. ¿Quizás no le afecte? Quizás no. Tiene su historia, su recorrido, sus fans. ¿Pero los nuevos? Los nuevos, su público objetivo (es decir, yo, mis amigas y nuestros novios por si se animan con el regalo) no estamos convencidos, estamos avergonzados. En la agencia supongo que le dirán eso de "somos trending topic y media España ha visto nuestros bolsos". ¿A qué precio está el TT en España muchacho? Yo aun tengo la esperanza de que en unos días salga un portavoz diciendo: "Todo esto era una broma, aqui está nuestra nueva campaña, la de verdad".
 
Parezco indignada pero me lo tomo un poco a risa, no creo que compre nunca esta marca, el caso es que imagino por cuantas manos habrá pasado la idea creativa y pienso, ¿de verdad a todos les encantó? Agencia, becario, director creativo, copy, guionistas cámara y ejecutivo de cuentas, el cliente, los actores... Raro, ¿no?
 
Por cierto me ha parecido curioso el siguiente comentario:
"Es el típico caso de histeria en Twitter con poca repercusión", afirma Carlos García-Hoz, director general creativo de la agencia de publicidad 101, quien destaca que Loewe ha intentado hacer un acercamiento al público más joven y que una campaña de publicidad no va a afectar al éxito de sus cifras de ventas.
Señor García-Hoz, sino se hace publicidad en el mundo para aumentar las ventas, ¿Para qué se hace? A mi en la Universidad me lo debieron de explicar mal...

martes, 13 de marzo de 2012

Una visita a Madrid... con otros ojos

No hay nada como estar lejos de los tuyos para valorar más lo que uno ya no tiene o lo que echa de menos. Hace unas semanas estuve en España 11 días, entre la capital y una visita a Polaciones, y es que desde que vine a Londres no había estado en Madrid y había mucha gente a la que quería ver y sobre todo, estar en la ciudad de la que ya siento que es mi casa (sabia que Madrid me gustaría incluso antes de irme a vivir alli en 2008). Lo que más me gustó fue que Madrid estaba igual, nada cambiada, pero que yo la vi con otros ojos. Pasé a visitar a mis excompañeros de trabajo, que me hicieron recordar que una de las cosas que más me iba a doler de dejar la empresa era dejar de tener unas amigas geniales todo el día por ahí alrededor. Quedé con la gente más ganas tenía de ver, fui al Salón Mi Empresa y tras decidir que me quedaba una semana más (mi vuelo volvía el 14) ¿cómo iba a volar en San Valentin? subí al pueblo a pasar el fin de semana y ver a mi mami, a mi hermano y a mis abuelos. Mi pueblo si que no decepciona, ¡nada cambia! Parecía que me había ido el día anterior!




Hasta tuve un día para hacer turismo, Samu me había hecho prometer que no le diría a Anita que volvía a Madrid, asi que cuando Victor y yo nos aparecimos en el Alcázar fue genial ver su cara de sorpresa. Vicen y Raquel habían llegado antes y Victor y Laura lo hicieron después, fue un día único y como siempre, gastronómico. Tras el Alcázar y la impresionante catedral tocaba comer. En Toledo hay una Ruta de las Tapas ¿Como es posible que no la conociera? Que hace alusión a las mejores tapas de Van Dick en Salamanca pero con más variedad y cuidado, más modernas. Es como un domingo de Latina pero mejor. Incluso merece la pena ir a pasar un día a Toledo para redescubrir la ciudad. ¿Curioso, no? Yo había ido ya unas 4 o 5 veces por trabajo pero nunca vi nada especial en la ciudad, y ahora, con otros ojos, me ha enamorado.

Algo parecido me pasó con Madrid. Me fijé mucho más en tiendas o restaurantes que ya no estaban ahi y que habían sido sustituidos por otros, otros donde sólo los chinos habian podido permitirse abrir un local, el cartel de "se alquila" o "se traspasa" pero siempre con el carácter de Madrid. Con su encanto especial. Mi Madrid.

sábado, 10 de marzo de 2012

Nuestro pasado en la red ¿algo de lo que arrepentirse?

Reconozco que fui una de las que empezó a meterse en la red como una afición, luego como una adicción y más tarde por trabajo. Exactamente no se si ese fue el orden pero ya cuando estaba en la universidad me gustaba probar las redes sociales, obviamente sin miedo a la protección de datos porque en aquellos momentos tampoco tenia mucho que proteger.
Subia videos en Youtube en 2005, editados por mi para felicitar a mis amigas por sus cumpleaños, recordar nuestros viajes o incluso hacernos bromas. Soy bastante activa en esta red que muchos olvidan y una de mis aficiones secretas es ver mis favoritos de un tirón para ver cómo han cambiado mis gustos. Tengo 96 suscriptores y casi un millon y medio de veces vistas mi videos. Yo era de la época en la que las compañías no perseguian tanto sus derechos asi que mucho contenian contenidos originales, pero sobre todo mis videos más exitosos son los de las telenovelas. Ya sabes que cuando llegas a un determinado número de visitas Youtube te ofrece el programa de reparto de ingresos y a mi me lo ofrecieron! (por ejemplo Leonela tiene casi 170.000 visitas).
Un año antes ya estaba registrada en Ciao dando mi opinión como si fuera una experta de nose se cuantas cosas -se aprende mucho en estos foros, yo aun entro de vez en cuando-. Pero se me suele olvidar aunque para productos de belleza está muy bien porque la gente es muuuuy objetiva, no como las blogeras de moda que obviamente al recibir el producto gratis no suelen hablar mal de él. Mi última opinión fue sobre mi vino favorito, de Torres, el Viña Esmeralda.

Me hice un blog que oficialmente en 2007 llamé Haz la Cama (cosas raras) y que luego cambié por Una Fan Incondicional y hoy es un pequeño secreto a voces de mis cosas. ¿Por qué blog? Porque sentía en parte que un Fotolog no era suficiente para contar todo lo que quería contar, ¿Cómo que sólo una foto al día? Luego aquello empezó a llenarse de spam y publicidad y la calidad decayó bastante. Aqui aun era mi época en la que el nick era heiheiheidi. ¿Ves? Algo más de lo que arrepentirme, unos con la cabeza en las nubes y yo con la mente en las montañas. Este era el link que utilizaba también para mi tarjeta personal de MSN, el messenger social. Yo no se si todo el mundo llegó a hacérsela, pero ese fue como mi primer Facebook, con fotos, comentarios y grupos de Google. Grupos de Google madre mia, mi grupo de amigas de la Universidad nos hicimos con 18 años uno llamado Solteras de Oro y no se que más. Obviamente ni recuerdo el link, ni como llegar a él ni quiero hacerlo, pero es cierto que tuvimos mucho éxito. Tengo amigas muy guapas.

¿Ad Sense y Google Analytics? En 2007 también, cuando aun no sabía que se convertiría en este monustruo. No lo sabia porque nadie me lo había explicado y en aquellos años en la Universidad no se tocaba el tema de social media ni internet ni por asomo (al menos en la mia, pero bueno tampoco le daban importancia al inglés asi que su criterio no es muy de fiar). ¿o que más me ayudaba y a dia de hoy lo sigue haciendo? Esos foros de Yahoo, madre mia, desde energía nuclear hasta cómo se restaura el sistema del ordenador a unas semanas antes. La mayor parte de a pobación es latina pero sus respuestas son igual de válidas para Europa generalmente. Yo lo llamo Yahoo answers y de verdad es muy muy útil.
MySpace a mi nunca me conquistó, fui más de Tuenti, que lo conocí como en cuarto de Universidad y le fui fiel hasta que llegó Facebook y no puedo con la duplicación de contenidos. Eso si, alli tengo fotos que de nuevo, en ningún sitio más pueden verse y de las que algun dia me arrepentiré (de momento no).

Y ¿Cómo organizaría yo mis vacaciones, viajes y aventuras varias si no fuera gracias a las experiencias compartidas de Los Viajeros? Esa red social si que es entretenida y recomendable... si no de qué mi novio iba a fiarse de que yo reservase las vans y los grupos desde España!

Y luego con el boom me llegó todo alegremente, Facebook, Spotify, Musicovery, Twitter, Pinterest, iWantoo, Linkedin, Quora, etc. Me metia tanto en las que luego no han tenido éxito como en las que son imprescindibles para sobrevivir en este trabajo de las relaciones públicas y la comunicación de las empresas.

Y hasta aqui un pequeño resumen de mi vida en la red. La privacidad es algo de lo que nunca me preocupé aunque ahora me lo estoy empezando a tomar un poco más en serio. Es tan sencillo como buscar "Silvia Movellan" en Google y ver un montón de resultados que me asustan porque sí, Google me da miedo. Si algun dia me hago famosa o política tendrás que olvidarlo. O tendré que matarte.

¿Qué les pasa a los ingleses con los niños?

En infinidad de sitios veo prohibiciones para niños, restaurantes, hoteles, ¡e incluso en la propia calle! Cuando vivía en Hammersmith había un cartel que no permitía a los niños jugar en la calle a partir de las 6 de la tarde. Alucino. ¿Será por los violadores? ¿El hombre del saco se aparece cuando se hace de noche?
Luego la historia es que no hay autobús en el que al menos viaje una madre con su carrito y en el centro ya ni te cuento, se nota que la natalidad aqui es más alta (y que se pasean más por la calle, al menos las nannies).

miércoles, 7 de marzo de 2012

La tonteria del día

No he podido resistirme, ya lo siento, pero es que este video me hace mucha gracia. Danza Kuduro, Georgie Dann, La Vaina Loca, Mueve tu Cucu, la Tigresa o Todos los días sale el sol, chipirón. Hay decenas de versiones donde "el cuerpo" muestra sus sexies movimientos a ritmo sabrosón en la película Kick Boxer (junto antes de la pelea).

Y me veo en la necesidad de compartir el cachondeo.



lunes, 5 de marzo de 2012

El cobranding offline de moda (en moda)

El cobranding es una forma de potenciar valor, rentabilidad y aprovechar las sinergias para crear algo mejor o más fuerte o más cool, antigua pero que se ha renovado con las posibilidades que ofrece el entorno online. A mi profesor de marketing le apasiona traernos ejemplos de casos prácticos en internet de la asocación de dos marcas que han terminado en tragedia o en éxito rotundo. Bajo la premisa de la unión hace la fuerza, tanto en la vida como en el propio marketing, que no es más que la explicación de la vida misma, nos encontramos casos de todo tipo, unos con menos sentido que otros (no en vano dicen que el matrimonio es el más antiguo de los cobrandings).

La mayoría de las veces una marca pone el soporte (producto, avión, bollitos) y la otra da el servicio (el viaje, los masajes o las clases de sevillanas). El Ferry de Estrella y Acciona o el Fiat 500 de la Barbie (Mattel)


El heleado de Fanta está bien, pero las zapatillas de deporte (Paredes) de DYC, el whisky sin complejos, son simplemente geniales.

Las que más me han gustado últimamente tienen que ver con la moda, donde siempre parece que es el satélite de un buen producto bien diseñado: el móvil LG de Prada, los portátiles de HP... pero a mi me gusta más al contrario, cuando entras en una tienda en modo shopalcoholic y te encuentras espacios completamente inspirados en una nueva marca que comparte los valores que tú esperas del tipo de tienda en el que has entrado. Ahi es realmente donde vives una experiencia de marca única, la fusión de ideas y contenidos, y ahí es cuando la gran calle de las tiendas en Londres se convierte en mi rincón favorito para investigar tendencias con los dos últimos, que nos los mejores, pero sí de los que tengo fotos:

Top Shop: en medio de la preciosa y gigantesca tienda situada entre Regent Street y Oxford Street de ubica un corner de los deliciosos helados natural fat free, yo personalmente nunca los he probado en la tienda, porque entre que te pruebas la ropa y toqueteas esto y aquello parece que no encuentro el momento pero, y los novios de todas esas chicas monísimas que las acompañas y se aburren como ostras mientras ellas se prueban esto y lo otro, ponen poses y sonrien a las espejo mientras bailan pensando qué bien les sienta y en qué evento o podrán estrenar. ¡Para ellos, señores! Para que consuman mientras están en la planta de chicos y consuman ellas cuando suben a la segunda, la moda para hombres. Simplemente genial.


New Look: Caminando por la misma calle, cerquita de Miss Selfridges, River Island o Next se encuentra New Look, imposible no pasarse y como imposible es no fijarse también que en la segunda planta no es que haya un corner destinado a Starbucks, ¡es que hay un Starbucks entero! Me dije: "Silvi tienes que entrar" Aunque inmediatamente pensé, con la de Starbucks que hay por esta zona dudo que alguien se dirija precisamente a este. ERROR. Estaba lleno, probablemente es uno de los Starbucks más abarrotados que haya visto, con una cola enorme. Un descansito para los pies mientras seguimos quemando tarjeta. Simplemente estupendo.

Paperchase: caminando por Tottenham hay una libreria estupenda donde tienen cosas muy monas para regalar o autocomprarse, detallitos para el dia de la madre, para decorar tu casa y un monton de cosas de papeleria muy modernas. Cuando la vi pensé en entrar de todas formas pero luego vi el cartel de Nero en la puerta. Mi cadena de cafés favorita, la que más horas de internet me ha facilitado. Miré hacia la izquierda y a la derecha, arriba y nada, tampoco estaba. Asi que pensé, ¿lo habrán integrado en la tienda? ¡Bingo! El ala frontal de la segunda planta era un Nero hecho y derecho, con su olor a chocolate y bollo recién hecho incluido.


Y hasta aqui algunos de mis descubrimientos londinenses de cobranding, sencillos pero atemporales, cosa que no suele ser muy común en este tipo de acuerdos ya que a veces es peligroso dejarnos llevar por los atributos que se le suponen a una marca, ¡que para eso hemos procurado hasta el infinito que la nuestra sea LA MEJOR!


jueves, 1 de marzo de 2012

Si quieres ser feliz invierte en experiencias, no en cosas

El otro día me quedé pensando a partir de una frase que leí en Google + (si, yo tampoco se cómo llegué hasta alli): Si quieres ser feliz invierte en experiencias, no en cosas.
Asi que me he puesto a pensar en las mias. En mis propias experiencias y se me han ocurrido unas cuantas sin orden ni concierto.

He nadado con delfines y focas marinas, he dado de comer a un cocodrilo (que asco, qué miedo, qué sensación mas k*cking jodida), y he "pilotado" un camello de camino al Sáhara.
 
He viajado a Cuba, México, Paris, Marruecos, Italia, Suiza, Portugal, Túnez y a las Islas Canarias dos veces el año pasado (sin coñas).
 
He hecho espeleología en el pueblo donde se rueda Tierra de Lobos, escalada en las montañas de Palencia (y luego segundo intento en la Sierra de Madrid), he hecho spinakker a orillas del Caribe en Acapulco, he dormido en la Sierra de Gredos y he esquiado (de aquella manera) en Sierra Nevada, me he caido de un kayak (y han tenido que venir a rescatarme porque había atracado sobre unas rocas mientras el hotel miraba), también hice snowboard en La Pinilla, pero eso no cuenta, estuve más tiempo en el suelo que sobre la tabla.
 
Me han robado y he perdido móviles y cámaras de fotos y yo para compensar he robado unas medias en Primark (en realidad no fue premeditado). He visto la muerte muy de cerca y la vida en los hijos de alguna amiga cercana. Me he vuelto loca comprando en Gran Via y en Oxford Street como si no hubiera mañana (y como si yo fuera Carrie Bradshaw) y he pensado que acabaría viviendo de la caridad como ya lo hizo Will Smith mientras buscaba su felicidad.
 
Me he enamorado. Muchas veces en mi imaginación. Una sola en mi corazón. 
 
Me he peleado con mi hermano hasta que ambos terminábamos llorando pero lo quiero tanto que daría mi vida por él. Me preocupo de mis amigos, les hago de Celestina (aunque se que no lo necesitan) y me encantaría que un día no muy lejano todos fuesemos vecinos en una mismo comunidad cada uno con su pareja (como en Desperate Housewives), que nuestros hijos fueran amigos, que quedásemos para jugar al Trivial y que nos cuidásemos los unos a los otros -ya se que eso se lo inventaron los hippies, pero a mi me gustaría darle otra vuelta a esta buena idea de mi cuñado Sergio-. 
 
He dejado que una mujer me enjabone y me bañe mientras yo estaba desnuda (en presencia de mi amiga Vero). He donado sangre. Me he atiborrado en un desayuno de buffet libre. He llorado porque echaba de menos mi casa. Me he sentido completamente feliz con mi vida en infinidad de ocasiones. Sigo planeándolo todo y luego no me sale casi nada.
 
He bailado sobre la barra de un bar en Salamanca y he sufrido un atentado en Marrakech (disparaban piedras contra el autobús hasta que rompieron nuestro cristal, yo a eso lo llamo por lo menos medio atentado).

He bebido tanta absenta hasta no recordar ni mi nombre ni mi casa. He sentido que era mayor para beber, cuando tomo una bebida fría a veces me da dolor de cabeza. He hecho un maratón de batuka durante más de 6 horas. He toreado una vaquilla en una capea (con mi amigo el torero ayudándome). Vi cumplir 100 años a mi abuela.
 




He vendido consejos que para mi no tengo. He empezado tantas dietas como pelos tengo en la cabeza. He conducido un tractor. He llegado a casa sin sandalias después de una larga noche de fiesta en Santander donde nos echaron del bus con un spray antivioladores (no a nosotras, a todos). Intenté hacer el Camino de Santiago, pero no lo conseguí (todavía). Terminé con éxito y con un par de ampollas la Ruta del Cares.

He bailado pasodobles en la verbena de mi pueblo hasta levantar polvo del suelo. He llevado uniforme de cuadros cuando estudiaba en el internado y una falda naranja bombona cuando trabajaba en una tienda gótica en Camden. Vi el beso de Casillas y Sara Carbonero cuando España ganó el Mundial. Siempre he querido bailar la de Flashdance en mi boda.

He viajado en el maletero de mi profesor del cole rural en Polaciones mientras preparábamos un viaje que consistía en rebozarnos entre la nieve. Una monja me ha vacilado, pero no una cualquiera, la madre superiora me quitó el móvil una vez y hasta me azotó otra. Me decía que era una escandalosa. Me emociono cuando veo a una novia llegando al altar (en la tele o en la vida real)

En la fiesta gastronómica entre departamentos de mi oficina yo aporté dos sandias. Fui a la "marcha de los tractores" en Madrid para apoyar a la ganadería rural. Hice algunas cosas de las que luego me arrepentí y estoy haciendo otras de las que me siento muy orgullosa.

He regateado en inglés y en francés. He pensado que nadie me quería. He pensado que todos me querían. He aprendido a hacer ganchillo y a plantar patatas y le he rezado a Dios cuando estaba al límite por algo.

Me sigo poniendo muy nerviosa en los aeropuertos. He hecho tongo en algún concurso y otros los he ganado legalmente. He dado el discurso en la graduación de mi máster  y he hecho el ridículo dando el discurso (con 2 o 3 copas) en la boda de mi amiga la Chilindrina.

He pensado que los amigos de verdad eran para siempre. He llevado en la cabeza estrellas, globos, gorros, diademas, flores, bolis, pelucas, rotuladores, cartones y hasta cuerdas. He ido al Bernabeu y he querido hacerme ultrasur pero luego cuando juega el Madrid en la tele no lo veo.

Me he tomado tantos Red Bulls que he tenido que salir a pasearme, literalmente, porque pensaba que el corazón se me salía del pecho. Me he disfrazado en todas las ocasiones en las que he tenido la oportunidad: de hippie, de vieja, de ángel, de pastora, de doncella de la muerte, de pobre, de pirata, de Lo Que el Viejo se Llevó, etc.
 
He incendiado la cocina de mi casa de Martín de los Heros. He ayudado a una vaca a dar a luz. He pedido matrimonio a un chico (que me sigue dando largas). Me he tenido que tirar en marcha de una yegua desbocada. Metí el pie en una sartén en la lumbre con aceite hirviendo. Aún tengo la marca.


He dejado un trabajo y me han despedido de otro. Le he regalado un trozo de una estrella del cielo a un actor de telenovelas (fenómeno fan). Me han abucheado en un karaoke cantando a Juan Pardo.

Me han cantado cumpleaños feliz en un sitio de travestís. Los travestís y las otras mesas también han cantado.
 

Todos hacemos cosas cada día que nos enriquecen la vida que nos hacen ser como somos  y algunas de ellas, ¡hasta son gratis!
 

Hoy he ido a una recruitment party

No, no es que haya abandonado la tarea de buscar algo de lo mio. Me he auto-regalado de margen esta semana para empaparme de cada oferta en la que pudiera encajar, ¡de hecho hoy tengo una entrevista telefónica en una agencia de PR! Creo que hacer una prueba y estar unos diez días simplemente buscando para ver cómo está el mercado es un buen punto de inflexión y mi plan era comenzar a hacerlo en abril o así, aunque llevo de momento seis meses aquí... ¡ya me apetecía ver como está todo!

El tema es que ahora que soy la chica del bus pass me hago las rutas del 29 y del 390 todos los días como si no hubiera mañana, y mientras pasaba por Tottenham me he fijado en varios restaurantes supermodernos, de techos altos, de los que me gustan a mi, y me he apeado del autobús. El primero que vi era un Union Jack, una cadena británica que no conocía pero que me dió muy buena espina, era tan mono, tan lovely, tan happy y cute..., que decidí pasarme. Siempre llevo conmigo los 7 currículums que tengo impresos de camarera (paso de tiendas, paso de niños) y cuando pregunté si tenían vacantes en la puerta vi un cartel que me invitaba a la acción tan sólo con dos palabras: RECRUITMENT PARTY y luego "today, join us" y otras cosas que obviamente para mi sobraban, porque ya me habían convencido.

Con el tiempo he ido perdiendo esa vergüenza de entrar en los sitios, preguntar y dar la brasa hasta que me entiendan (pasa a todo el mundo con el tiempo, pero los malos tragos del principio te los tienes que comer si o si...). Entré de muy buen humor, me encantaba la idea de una especie de fiesta para hacer la selección de personal de un nuevo espacio que iban a abrir en Chiswick. Me sentí extrañamente fluida en mi inglés, y hasta divertida, y luego es cuando empiezan con las preguntas estas alucinantes, que donde te ves en 10 años, el qué harías si te pasa esto o lo otro, en fin que es un restaurante, en 5 años no me veo allí, ni aquí ni en el más allá... pero uno nunca sabe.

Un chico muy amable me acompañó hasta una sala que estaba en una especie de bodega y efectivamente había una fiesta, era una especie de mezcla entre Gossip Girl y las fiestas de Woman Secret con bloggers, con pastas, tazas de té, globos, tartas y chupachuses. Había una mesa grande con la comida y fotos de los trabajadores y otras tres pequeñas, cada una con un cartel para diferentes cargos. Tenían un listado con los aspirantes pero yo amablemente le dije que iba caminando por la calle y que si era posible apuntarme. La chica majisima, la entrevista fructífera, pero el restaurante abre dentro de un mes, previo trainee de dos semanas (que no se si pagan) aunque eso si, a la salida nos dieron a todos una bolsita (como las de cotillón) con un posavasos de la marca y unas gominolas variadas. ¡Qué detalle! De verdad que así se hacen las cosas, aunque no me contraten me ha encantado participar en una fiesta tan "especial".

PD. No hice ninguna foto porque me daba vergüenza. Literalmente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.